Motor, competición y nuevos lanzamientos

El próximo BMW M5 podría contar con “modo Drift”, para los más puristas

0

El BMW M5 de próxima generación es un proyecto muy importante en el cual la marca bávara lleva ya inmerso más de un año, y es ahora que el presente Serie 5 ya ha debutado y es cuestión de poco tiempo que ya lo veamos en las calles, cuando más cerca estamos de ver debutar el nuevo M5, sucesor del F10 y que marcará un antes y un después en la saga de la berlina deportiva del segmento E.

Como ya te contamos, el BMW M5 contará con tracción total xDrive como estándar, no será posible adquirirlo con tracción trasera, el principal cambio que veremos en el M5 y que supondrá como ya hemos mencionado, un cambio importantísimo en la saga del M5. Tiene su causa, y es que con los más de 600 caballos que desarrollará el V8 Twin Turbo de 4.4 litros que instalará bajo el capó, el M5 deberá contar con tracción integral para administrar al máximo las capacidades dinámicas del chasis. Pero ojo, porque al igual que Mercedes permite a los conductores del E 63 AMG disfrutar de la propulsión “a ratos” con el “modo Drift”, que envía prácticamente toda la potencia al tren trasero, BMW instalará un sistema similar en el M5.

¿Qué quiere decir esto? A grandes rasgos, que el BMW M5 podrá ser conducido como si de un tracción trasera se tratase, con todo lo que ello conlleva. Con este sistema, BMW prevé contentar a todos aquellos puristas que no acaban de estar de acuerdo con los cambios que se producirán en esta generación, más allá de que sea con el único fin de mejorar las prestaciones. Al toque de un botón, el “modo propulsión” del M5 no servirá para sacar mejores tiempos en circuito, pero sí para hacer disfrutar a los más puristas. Y ojo, porque a pesar de la tracción xDrive, el nuevo M5 reducirá el peso neto respecto al actual en más de 100 kilos.

Si te interesa esta noticia...