Motor, competición y nuevos lanzamientos

BMW X5 xDrive40e: Llega el SUV híbrido enchufable con tecnología eDrive

0

Aunque el X5 no será el primer modelo en estrenar la tecnología híbrida enchufable dentro de BMW (de eso ya se encargó el i8), ha sido ahora cuando este Sports Activity Vehicle recibe dicha tecnología, para poder posicionarse de esta forma como una alternativa a modelos como el Porsche Cayenne S e-Hybrid.

Para su configuración mecánica, BMW ha optado por un dos litros sobrealimentado con una potencia de 245 CV que a su vez va asociado a un propulsor eléctrico frente a la caja de cambios Steptronic de ocho velocidades, junto con un motor eléctrico de 114 CV. La potencia total que entrega el conjunto es de 313 CV, algo que favorece unas prestaciones más que correctas para un vehículo de este tipo, como demuestra su 0-100 km/h en 6,8 segundos y su velocidad máxima de 210 km/h.

¿Cuál es su consumo homologado?

El consumo mixto homologado es de 3,3-3,4l/100 km con unas emisiones de CO2 de 78 g/km, mientras que el consumo energético se sitúa en los 15,3 kWh. La instalación del paquete de baterías ubicada en el suelo delmaletero merma su capacidad de carga, que pasa a ser de 650 litros a 500. No es una pérdida considerable (150 litros), pero es algo que conviene tener en cuenta. También, la instalación del sistema híbrido supone un aumento de peso en el conjunto de 125 kg respecto a un X5 xDrive40d.

BMW X5 xDrive40e: Llega el SUV híbrido enchufable con tecnología eDrive 1

Como es habitual en los híbridos, el X5 xDrive40e cuenta con tres modos de conducción. El MAX eDrive es un modo 100% eléctrico en el que podremos recorrer hasta 31 kilómetros de distancia siempre que las baterías estén cargadas, y se limitará la velocidad máxima a 120 km/h. Otro de los modos es el SAVE Battery en el que se intenta preservar al máximo posible la carga de la batería para que podamos emplear el modo eléctrico posteriormente. Finalmente está el modo AUTO eDrive en el que se emplea el motor eléctrico para arrancar y el térmico como propulsor de apoyo al primero. Cabe destacar que en todos los modos la tracción es integral.

La carga del sistema eléctrico en un cargador a 230V tarda 3 horas y 50 minutos. En caso de ser con un Wallbox (Pure o Pro) el tiempo se reduce a 2 horas y 45 minutos.

¿En qué se diferencia estéticamente?

Cuenta con cambios estéticos sutiles respecto a sus hermanos. Además de la toma de recarga ubicada en la aleta delantera y los logotipos identificativos, también cuenta en su interior con una pantalla específica para mostrar el estado actual del sistema híbrido.

Si te interesa esta noticia...