Motor, competición y nuevos lanzamientos

Cara a cara: drag race entre LaFerrari y Bugatti Veyron

0

¿Cuántos años han pasado ya desde que conocimos el fenómeno Bugatti Veyron como tal? Porque aunque hoy por hoy siguen coleteando últimas versiones e incluso la producción se ha alargado hasta hace bien poco, el Veyron 16.4 que todos conocimos en 2005 sigue muy presente en el panorama actual de los superdeportivos porque es un auténtico icono. Un benchmark aún a batir, incluso por los más rápidos.

Porque aunque el LaFerrari, el Porsche 918 Spyder o el McLaren P1 hayan conseguido una mejor relación peso-potencia y unas prestaciones dignas de infarto, la imbatibilidad del Bugatti Veyron 16.4 en terrenos como las carreras en línea recta (drag race) sigue siendo apabullante. En este vídeo grabado durante el evento privado Vmax Stealth, podemos ver un drag race en igualdad de condiciones estando por una parte el Ferrari LaFerrari, y por otra el Bugatti Veyron 16.4. Recordemos que el 16.4 es el Veyron de serie que la marca francoitaliana debutó como modelo inicial, teniendo dos renovaciones de gama con un tremendo salto de potencia entre unas y otras versiones. 

La tracción del Veyron 16.4, clave

Es interesante ver que en el vídeo el Bugatti Veyron 16.4, con 1.001 caballos de potencia, se beneficia frente a los 963 cv del LaFerrari (combinando el bloque motor atmosférico con el sistema de propulsión híbrido) gracias a la tracción total permanente frente a la propulsión del de Maranello. Y es la enorme potencia que otorga el Veyron a través del W16 hace y hacía inviable en el momento del desarrollo que tanta potencia fuese únicamente al eje trasero. El resultado de aprovechar al máximo la potencia a través de cuatro ruedas motrices, a pesar de un peso muy alto en comparación con el LaFerrari (1.888 kilos del francoitaliano frente a los 1.255 kilos del de Maranello.

¿Y qué esperamos del sucesor del Bugatti Veyron?

Durante mediados del pasado estuvimos barajando con amplitud la posibilidad de que el sucesor del Bugatti Veyron debutase en este presente año 2015. No está confirmado y las expectativas más recientes apuntan a 2016 como fecha de lanzamiento, dejando entrever que no es un proyecto que se pueda llevar a cabo en sólo unos años. Bugatti confirmó que la filosofía del Veyron actual y parte de la mecánica más esencial, como el bloque motor W16 de 8.4 litros y el sistema de 4 turbocompresores, permanezca intacto. De hecho, se prevé el uso de un nuevo chasis monocasco construido en fibra de carbono para reducir el peso lo máximo posible. Mientras que esto será un gran punto de apoyo, es muy probable que el nuevo Veyron sea híbrido y que el peso final se sitúe en torno a los 1.800 kilos del modelo actual. Con la diferencia de un kit de baterías y uno o dos motores eléctricos, que ayudarán al exótico europeo a superar la barrera de los 1.500 caballos de potencia. 300 cv más que el Veyron Super Sport, que ahí es nada.

Bugatti presentará al menos de forma preliminar o con una serie de anticipos la segunda generación del Veyron quizás en el Salón de Fráncfort o en París. Si todo sale según lo previsto, el nuevo Veyron estará en las calles en 2016.

Si te interesa esta noticia...