La carga inalámbrica también llega al híbrido enchufable BMW 530e iPerformance: Ya no te lo olvidarás de cargarlo

0

En los smartphones la carga inalámbrica gana cada vez más adeptos y no es raro ver como cada vez un mayor catálogo de modelos cuentan con esta tecnología: la ventaja frente al sistema convencional es clara, la comodidad de no tener que andar colocando el cable en nuestro teléfono y posteriormente retirarlo. Basta con dejar el móvil sobre la superficie de carga y automáticamente comenzará su carga, eso sí, a costa de ser más lento que con cable.

En automoción, con cada vez más vehículos híbridos adoptando la posibilidad de ser enchufables, además de claro está los propios vehículos eléctricos hay que dar un paso adelante siguiendo precisamente la estela de los smartphones: la carga inalámbrica. En este caso, también resulta mucho más cómodo que conectar el enchufe a nuestro vehículo, entre otras cosas, porque resulta mucho más voluminoso y pesado. Y además, si somos despistados o vamos con prisas, puede pasar que se nos olvide conectarlo y al día siguiente cuando volvamos a coger el coche, nos percatemos de ello. Sin embargo, todavía no hay un fabricante que comercialice dicha tecnología en la calle.

BMW acaba de presentar la carga inalámbrica para su híbrido enchufable 530e iPerformance, en el que a través de una base electromagnética, se transfiere desde ella al receptor que se encuentra en los bajos del vehículo, generando 3.2 kW, y necesitando de tres horas y media para cargar la batería de 9.4 kWh en su totalidad. Aunque no pueda parecernos un tiempo especialmente prolongado, hay que tener en cuenta un factor importante: al tratarse de un híbrido y no un eléctrico, su batería es más pequeña, por lo que no requiere de tanto tiempo, sin embargo, en un eléctrico puro donde su batería es de una capacidad mucho mayor, por el momento esta tecnología resulta todavía inviable debido al tiempo requerido aunque ya es un buen comienzo.

La comercialización de este sistema de carga inalámbrica de BMW no es inmediata: todavía está en fase de pruebas y no se espera que hasta 2018 arranque su comercialización, llegando inicialmente al 530e iPerformance y posteriormente al resto de híbridos de la gama y en última instancia a los eléctricos ‘BMW i’ a un precio que todavía desconocemos.

Si te interesa esta noticia...