Carga tu coche eléctrico sin gastarte una fortuna

0

Las últimas subidas en las facturas de la luz han resultado, como de costumbre, ser muy mediáticas. El incremento en las tarifas ha sido tema de debate, ha ocupado portadas de periódicos y ha sido uno de los principales temas de telediarios y tertulias radiofónicas. La cuestión se ha hecho vox populi y han proliferado infinidad de chistes y memes por todas partes. Una reacción habitual, al fin y al cabo, cada vez que les tocan el bolsillo a los consumidores.

La subida de la luz pone en tela de juicio el sistema energético predominante, el que depende de las eléctricas, y le da valor a la necesidad de encontrar y utilizar fuentes de energía alternativas que ayuden a abaratar los precios. Una de estas nuevas opciones es la energía solar.

Los coches eléctricos y la energía solar

La noticia de la subida de la luz, aparte de haber supuesto un mazazo para toda la sociedad española en general, preocupa, en particular, a los propietarios de los vehículos eléctricos. Si este tipo de vehículos ya presentaba de por sí el problema de la autonomía —esta tecnología aún no se ha desarrollado de forma en la que estos automóviles puedan recorrer distancias tan largas como las que soportan los coches con motor de combustión sin necesidad de repostar — y el del tiempo excesivo de carga, ahora quienes tienen uno de estos vehículos le suman el hándicap de ver como también, de la noche a la mañana, sube considerablemente el coste de la carga del coche.

Para este problema, las placas solares para el autoconsumo son una de las mejores opciones que existen para pagar menos por la energía que necesitas para volver a tener las baterías de coche al 100%. Gracias a la energía solar puedes cargar tu coche prácticamente gratis durante las horas de sol. Y en un país como España en el que los días son tan largos, esto supone una gran ventaja en comparación con la energía eléctrica.

Empresas y organizaciones como la compañía de autoconsumo solar Otovo apuestan por nuevos modelos energéticos que suponen una ayuda real para los ciudadanos —en especial para sus carteras— y que colaboran con la conservación y el mantenimiento del medioambiente, reduciendo ostensiblemente tanto el precio de las facturas como la huella de carbono que afecta al planeta y que poco a poco lo va deteriorando.

La energía solar es una energía limpia y renovable, puesto que depende del sol, al que, según los expertos, aún le quedan 5000 millones de años de vida.

La instalación de los paneles solares en tu domicilio queda en manos de profesionales experimentados y los consumidores solo tienen que ponerse en contacto con la compañía deseada y empezar a disfrutar de todos los beneficios que ofrece este tipo de energía.

La venta de tu excedente energético

Otra de las grandes ventajas obtenidas por la instalación de las placas solares es que, además de generar la propia energía que necesitas por muy poco dinero, también puedes vender toda la energía solar que tú ni utilizas ni necesitas, lo que hace que tu factura energética se reduzca aún más.

En definitiva, las placas solares son una buena manera de evitar que te afecte la subida de la luz.

También podría gustarte