Motor, competición y nuevos lanzamientos

El circuito de Nürbürgring vuelve a cambiar de dueño

Durante la pasada primavera pudimos conocer una noticia que en su momento fue muy positiva, y que dejó entrever grandes cambios en el ‘Ring alemán. Recordando aquellas noticias que ponían en escenario un posible cierre definitivo al menos del antiguo Nürburgring con más de 21 kilómetros de longitud. Hoy, muy cerca de acabar el año, la historia se vuelve a repetir pero esta vez sí, con un aparente final más feliz.

Fue concretamente en mayo cuando el circuito de Nürburgring cambió de manos por una venta a las empresas Getspeed y Capricorn Group. Poco tiempo después, se dieron a conoer problemas financieros de ésta última empresa hasta tal magnitud que se llegó a barajar el cierre del circuito alemán. Después de todo esto, la llegada de un empresario ruso llamado Viktor Kharitonin abre el camino con la compra y por ende, asumiendo los pagos pendientes y salvando el circuito al menos, del cierre.

¿Y qué pasará ahora?

Será interesante ver cómo evoluciona la organización y la funcionalidad del circuito a partir de ahora, o más bien cuando pase el tiempo suficiente para que Kharitonin arroje algo de luz al asunto. Las dos mayores incógnitas recaen en qué pasará con las pruebas privadas que realizan las marcas, y sobre todo qué ocurrirá con los días abiertos a todo aquel que quiera correr en el asfalto del Green Hell. En la primavera se llegó a rumorear que se podría cerrar el acceso a particulares con sus propios coches, manteniendo las pruebas privadas y los eventos de competición.

 

Relacionado

Los comentarios están cerrados.