Coches eléctricos para cada tipo de usuario

0

El sector del coche eléctrico ha evolucionado significativamente en los últimos años con la aparición de una mayor variedad de opciones para cada tipo de usuario y bolsillo. De este modo, es posible encontrar desde modelos con un precio muy elevado a opciones mucho más económicas. Un buen ejemplo de coches eléctricos a precios ajustados es el concesionario especializado Elecmobility.

La evolución del sector del coche eléctrico

Actualmente, los vehículos impulsados por energía alternativa son el futuro de la industria. Con todo, pese a que estos son relativamente recientes, la idea del coche eléctrico es mucho más antigua de lo que se cree.

De hecho, el considerado como el primer vehículo de la historia fue un coche eléctrico. Diseñado por el empresario escocés Robert Anderson, se cree que este primer y rudimentario vehículo fue creado entre los años 1832 y 1839.

Posteriormente, durante la segunda mitad del siglo XIX, la popularidad de los vehículos eléctricos a batería creció considerablemente, sobre todo en países como Francia y Reino Unido. Un dato curioso es que, en Estados Unidos, ya habían sido publicadas más de una treintena de obras sobre automóviles de estas características a medidas del siglo XIX.

No obstante, durante las primeras décadas del siglo XX, el desarrollo del motor de combustión, la aparición de la cadena de montaje con el Ford modelo T y el abaratamiento del petróleo produjeron que predominara el vehículo de gasolina frente al eléctrico. En cualquier caso, según datos facilitados por la consultora BloombergNEF, las ventas de vehículos electrificados superarán las de vehículos de combustión en 2037.

En este sentido, son varios los informes que estiman que los coches eléctricos tendrán cada vez un papel más importante en los próximos años. Esto se debe, en parte, a las multas que amenazan a los grandes fabricantes que no cumplen con los requisitos medioambientales establecidos.

Según los últimos datos publicados sobre la venta de vehículos eléctricos, en el 2018 se vendieron más de dos millones de vehículos electrificados; una cifra que se multiplicará por cinco en 2030 hasta alcanzar los 28 millones de vehículos y que superará los 56 millones en 2040. A partir del análisis de las tendencias actuales, se espera que a partir de 2025 las ventas de vehículos eléctricos experimenten un crecimiento exponencial.

Coches eléctricos para cada tipo de usuario

A la hora de escoger un coche eléctrico será necesario tener en cuenta cuántos kilómetros se van a realizar cada día o cada semana y el uso en general que se le dará al vehículo. Así, si se circulará principalmente por zonas urbanas no es aconsejable adquirir un coche que tenga más de 4 metros de largo, ya que de ser así será mucho más complejo realizar maniobras o encontrar un sitio donde aparcar.

Con todo, es cierto que los coches urbanos pueden dar problemas en la autopista cuando hay viento lateral. Además, hay que tener en cuenta que la autonomía anunciada para cada modelo no suele ser exactamente la real. Por ello, la mejor forma de comprobar si un vehículo dispondrá de la autonomía necesaria para los desplazamientos diarios será probándolo.

Otro aspecto que determinará la conveniencia de un modelo u otro es el tiempo que demora en cargar la batería. Este tiempo variará en función de si la corriente es alterna o continua, monofásica o trifásica.

Por este motivo, lo más aconsejable es adquirir un cargador especializado que recargue directamente con corriente continua y que pueda alcanzar la capacidad total en apenas una hora. En el caso de utilizar una carga doméstica, el proceso se extenderá entre unas 5 y unas 7 horas.

Además, es importante tener en cuenta que la autonomía de los coches eléctricos se reduce con el frío. De hecho, la tecnología de iones de litio empleadas en las baterías de los vehículos eléctricos puede reducir su autonomía hasta un 50% en los climas más extremos. Por ello, es importante, en algunos casos, que los vehículos cuenten con una refrigeración de la batería que caliente o enfríe las celdas para que la autonomía no se reduzca tan drásticamente.

No obstante, la autonomía de los coches eléctricos va mejorando con el paso de los años, por lo que la capacidad resultante es cada vez mayor. Asimismo, también hay que tener en cuenta que hay una serie de fabricantes de coches eléctricos que disponen de una red más amplia de cargadores que otros.

Así, por ejemplo, si se adquiere el nuevo Tesla model S, será posible contar con una red propia de puntos de carga rápida conocidos como supercargadores que, además, están disponibles en toda Europa. De este modo, la compañía garantiza que un usuario pueda viajar por toda Europa sin miedo a quedarse sin batería.

Igualmente, uno de los aspectos más destacables de los vehículos eléctricos es que son más baratos que los coches con un motor de combustión. En cualquier caso, a la hora de comprar un coche eléctrico, deberás tener presente que estos exigen un mantenimiento periódico.

 

También podría gustarte