Motor, competición y nuevos lanzamientos

Consejos para viajar este verano con el coche

0

Como cada temporada estival, mucha gente aprovecha para irse de vacaciones. Y una parte considerable, lo hace en su propio coche, sin embargo, debemos tener en cuenta una serie de consejos y factores para poder realizar el trayecto sin contratiempos en la medida de lo posible y poder centrarnos en disfrutar del viaje sin temor a quedarnos tirados o sufrir averías.

Por ello, en el especial de hoy, vamos a abordar más a fondo temas relacionados con el mantenimiento del ccohe de cara a iniciar un viaje en verano, aunque se pueden tratar muchas perspectivas que acompañan a un viaje en coche. Y es que, con las altas temperaturas que se registran durante esta época en muchas partes de España con constantes olas de calor, muchos elementos del coche son más propensos a sufrir más que de costumbre a la hora de emprender un viaje.

Neumáticos

Es importante que tengamos una correcta presión en los neumáticos de nuestro vehículo. ¿Por qué? Además de para evitar reventones -más propensos con las altas temperaturas-, circulando con las presiones correctas nos aseguraremos que las condiciones de adherencia sean óptimas para la capacidad del neumático y tipo de terreno, que no se nos incremente el consumo de carburante del coche -que puede llegar hasta al 6% por el mencionado motivo– y que además, el desgaste del neumático sea uniforme y adecuado.

Teniendo en cuenta que presumiblemente haremos un gran trayecto de muchos kilómetros, todos estos efectos pueden tener una gran repercusión sobre todos los aspectos mencionados. Así que revisaremos la presión de los mismos de acuerdo a los estándares del fabricante, eso sí, muy importante: la medición se realizará en frío para asegurarnos de que los valores son reales, ya que si circulamos la goma coge temperatura y la presión será más elevada (falseada).

Debemos tener en cuenta también otro aspecto adicional: aunque el dibujo del neumático sea correcto, puede que el estado del neumático no lo sea. ¿Por qué? porque por las condiciones a las que ha sido sometido o por el tiempo se haya cristalizado y el desgaste no sea acorde al que debería mostrar, contando con una adherencia muy inferior a la que debería mostrar de estar en buenas condiciones.

Aire acondicionado/climatización

aire-acondicionado-coche-680x409

Un correcto funcionamiento del sistema de climatización nos asegura que el viaje será mucho más apacible y menos estresante. Imagínate un viaje de varios cientos de kilómetros en los que tu espalda se pega al asiento, te caen gotas de sudor por la frente y estás agobiado por el calor, una mala combinación cuando vamos a estar varias horas al volante.

Para ello, lo pondremos en funcionamiento y nos aseguraremos de que enfría correctamente, de que el caudal de aire es adecuado (si no lo es, podría ser un signo de que toca sustituir el filtro del habitáculo), y que no aparece vaho en los cristales. Algunas de las soluciones más típicas para estos problemas suele ser cargar el circuito del aire (actualmente hay muchos talleres con ofertas para hacerlo por 25 euros IVA incluido), sustituir el filtro de polen o revisar el circuito en búsqueda de fugas.

Niveles

Aún más importante, para evitar sorpresas desagradables en el apartado mecánico es que antes de emprender el viaje revisemos los niveles más importantes que atañen a la mecánica. Concretamente, estamos hablando del nivel de aceite, que dependiendo de nuestro coche, lo revisaremos desde el ordenador de a bordo o desde la varilla de aceite ubicada en el vano motor. Si nuestro coche gasta un poco de aceite, convendría que en el maletero lleváramos una lata de aceite de 1 litro para ir rellenando en caso de que fuera necesario. Damos por hecho que el anterior cambio de aceite y filtros lo has realizado cuando correspondía.

Por su parte, también es igual de importante el nivel de líquido refrigerante, que lo podremos revisar desde el tapón de radiador o el vaso de expansión -depende también del coche-. Es importante que esté al máximo, y que a su vez, con las altas temperaturas, a la hora de afrontar carreteras con cuestas considerables, no las realicemos en marchas largas para no forzar en exceso la mecánica.

Frenos y amortiguadores

Algo a lo que mucha gente no suele prestar mucha atención a la hora de emprender un viaje pero que es igual de importante que las cosas anteriormente mencionadas, es el estado de desgaste de los discos de freno, líquido y pastillas, así como el funcionamiento correcto de estos. Estas cosas también se pueden palpar a simple vista, sin necesidad de llevarlo a un mecánico, así que no estaría de más que lo revisáramos, y en caso de ser necesario, sustituir los elementos que así lo requieren.

Un desgaste considerable de amortiguadores puede mermar las capacidades dinámicas del vehículo y no proporcionarnos la estabilidad adecuada en ciertas condiciones respecto a la que nos debería proporcionar el equipo de amortiguación en buen estado

Si te interesa esta noticia...