¿Cuánto cuesta cambiar la correa de distribución?

0

Aunque no todos los vehículos cuentan con correa de distribución, muchos cuentan con cadena -que no requiere de un mantenimiento tan escrupuloso-, lo cierto es que hay una parte importante del parque automovilístico que sí, y no es algo que necesariamente sea mejor o peor, ya que cada una tiene sus pros y contras. Y es por ello que muchos se hacen la temida pregunta, ¿cuánto me va a costar cambiar la correa de distribución de mi coche?

Es posiblemente una de las operaciones más importantes en términos económicos que hagamos a lo largo de la vida útil del coche, junto con sustitución de turbos o embragues, por lo que es importante conocer algunos detalles por encima que nos puedan orientar para cuando llegue el temido momento de tener que afrontar esta operación de acuerdo a los periodos de mantenimiento dictados por el fabricante.

¿Qué es la correa de distribución?

La correa de distribución es uno de los elementos fundamentales del coche y que permite que los componentes internos del motor vayan en sincronía. Depende del fabricante y el motor en cuestión, su periodo de sustitución puede variar desde los 60.000 hasta los 160.000 km. Ojo, porque también se degradan con el tiempo, por lo que en caso de no cumplir el kilometraje, en este caso la vida media suele estar entre los 5 y 10 años.

En cualquier caso, si vamos a postergar su cambio para llevarlo a cabo de acuerdo al tiempo y no al kilometraje, es recomendable revisar visualmente su estado para detectar si presenta síntomas de desgaste prematuro, ya sea en forma de desgastes evidentes, grietas o muescas de todo tipo. También puede presentar síntomas si el motor vibra y el vehículo tiembla durante la conducción.

Hay que tener en cuenta, que además, por el tipo de uso que le demos a nuestro vehículo, por desplazamientos cortos, en entornos urbanos o climas extremos, podemos acortar de manera considerable la vida útil de la misma. Vehículos que se destinan a uso profesional como taxis, furgones de reparto, vehículos comerciales, entre otros, son los que más deben poner el foco en su mantenimiento, además de aquellos en los que la conducción es agresiva de manera contínua, donde la polución y polvo son excesivos o si se emplea para arrastrar un remolque o caravana.

¿Cuánto me puede costar si se rompe?

La rotura es bastante costosa por los daños que genera al motor, ya que al no haber sincronía entre los componentes internos del motor, es muy probable que tanto pistones como válvulas se vean gravemente dañados, generando una factura de varios miles de euros (como mínimo, 2.000 euros), cuya cifra a desembolsar variará en función de múltiples factores tales como si reparamos nuestro motor o montamos uno de desguace. Como verás, no es buena idea descuidar su mantenimiento.

¿Cuánto cuesta cambiar la correa de distribución?

Su precio puede estar sometido a muchas variaciones en función de varios factores. El primero de ellos, el taller: generalmente un taller no oficial nos va a salir más económico que uno oficial de la marca, aunque en el primero, lo más probable es que nos monten equipamiento de calidad OEM pero que no sea del propio fabricante, sino de industria auxiliar, mientras que el taller oficial generalmente nos montará todos los componentes de la marca del vehículo, con un coste mayor.

Evidentemente, el vehículo del que se trate, también juega una baza muy importante. Y no atiende únicamente a que se trate de un vehículo generalista o de uno de gama alta -que también-, sino a otros factores como el espacio que haya disponible para trabajar en el vano motor y las horas de mano de obra que requiera cada uno para poder realizar el procedimiento en su totalidad.

Los materiales a emplear no son especialmente costosos -siempre que tiremos de industria auxiliar-, ya que podemos encontrar kits de distribución por precios que rondan los 50 y 200 euros (sin bomba de agua), y con bomba de agua, dicha horquilla pasaría a ser de los 100 a los 400 euros. A estos precios habrá que sumar unas 5-6 horas de mano de obra de media.

Es decir, que podemos estimar que contando con la bomba de agua (altamente recomendable sustituirla una vez ya metidos en operación), su precio incluyendo mano de obra es fácil que se sitúe de media entre los 350 y 500 euros.

 

Si te interesa esta noticia...