¿Cuánto te ahorras con un coche de km 0?

0

Tal y como nos cuentan desde Coches.com, cuando queremos comprar un coche siempre deseamos hacernos con el más económico. Por esta misma razón, los coches km 0 son opciones muy interesantes de cara a conseguir una rebaja en el precio. En este artículo nos centraremos en explicar todo lo relacionado con este modelo de coche, para que no quede duda alguna sobre su calidad o fiabilidad.

¿Qué son los coches km 0?

Este tipo de coches son coches totalmente nuevos pero que se diferencian de los propiamente nuevos en que se reciben matriculados puesto que este proceso se lleva a cabo antes de su correspondiente venta. Esto se produce porque la simple razón de que los concesionarios suelen llevar una serie de objetivos que consisten en finalizar el semestre o el año con unas metas determinadas que les marca la legislación.

Así pues, lo que hacen es automatricular todos los vehículos restantes de los que tienen la propiedad para cumplir con los objetivos mencionados anteriomente y así no tener ningún problema legal. Por esta misma razón, los coches km 0 están sin usar y totalmente nuevos, porque suelen dejarse a un lado en sus instalaciones y sin tocarlos. Son coches nuevos pero que vienen matriculados, los coches nuevos sí que vienen sin matricular y corren a gasto de sus clientes.

Ahora nos gustaría centrarnos en el kilometraje puesto que debe ser exactamente de 0 kilómetros. La causa prinicipal de esto lo encontramos en que los coches realizan unos recorridos mínimos de la instalación al camión y del vehículo al concesionario. El principal requisito que siguen estos coches para ser definidos como km 0 (además de la matrícula) es que no hayan recorrido más de 100 km. Antes de pasar a otro apartado, nos gustaría resumir los coches de km 0 como unidades que no se usan y están aparcados con la finalidad de que los compradores verdaderos se hagan con ellos.

¿Puede suponer un menor desembolso?

Pues efectivamente, estos vehículos suponen un menor gasto. Esto sucede porque los concesionarios tienen prisa por vender los coches ya que les cuesta dinero a las fábricas su mantenimiento, y además, cuanto más tiempo se prolongue su venta menos partido económico podrán sacar de los vehículos puesto que los valores descienden.

Para deshacerse de los vehículos de una manera rápida ofrecen precios razonables y descuentos considerables. Otro de los motivos para adquirirlos es que se pueden disfrutar rápidamente puesto que su entrega se facilita en pocos días. Si nos centramos en los precios, nos situamos en descuentos de entre un 15 % y un 20 % respecto a la compra de coches nuevos. Para situarnos mejor, procedemos a poner un ejemplo comparativo. Un modelo nuevo de Toyota C-HR 2019 podría costar unos 31 000 euros y si lo llevamos a cabo mediante este método de km 0 podríamos ahorrarnos unos 5000 euros hasta pagar 26 000 euros finales.

Nos gustaría finalizar este artículo con la conclusión de que los coches km 0 pueden suponer  opciónes útililes y económicas para muchos clientes. La información es tuya y las conclusiones también.

Si te interesa esta noticia...