Diez consejos para comprar tu primera moto

0

El mundo de las motos ha atraído desde siempre a todo tipo de personas. Independientemente de la edad, el estilo, el género o la parte del mundo, las motos siempre han servido como símbolo de libertad, intensidad, diversión, e incluso de rebeldía.

Es por eso que innumerables personas en algún momento de su vida se han encontrado en un momento vital en la vida de cualquier motorista: comprarse su primera moto.

Este momento, que es muy especial y que nos trae mucha ilusión, también nos presenta una serie de dificultades y factores a tener en cuenta que conviene considerar.

Hablamos, de la importancia de tomar la decisión correcta, y elegir la moto que mejor se adapte a nosotros, a nuestro estilo de vida, y al uso que vamos a darle.

Por eso, en esta ocasión, queremos traerte 10 consejos para comprar tu primera moto, y así ayudarte a tomar la mejor decisión.

  1.  Sé realista con cómo la vas a utilizar.

Como comentábamos, uno de los factores más importantes a tener en cuenta cuando nos compramos una moto es el uso que vayamos a darle. Es decir, debemos pensar en si vamos a conducirla cada día, si vamos a realizar viajes muy largos, si necesitamos espacio para equipaje, si vamos a llevar pasajero, …

  1.  El primer paso es hacer pie.

A pesar de que una moto muy grande y alta pueda parecer que nos hace lucir mejor, lo cierto es que siempre, en absolutamente todos los casos, va a ser mejor que elijas una moto en la cual hagas pie cómodamente sin grandes esfuerzos.

Aunque no lo parezca a simple vista, hacer pie salva de muchas caídas, y puede ser decisivo al pensar en nuestro bienestar.

  1.  Si la altura es importante, el peso también.

De nuevo, a pesar de que a primera vista podamos pensar que cuanto más peso tenga nuestra moto mejor va a lucir, lo cierto es que debemos priorizar que nos haga la vida más fácil. Por eso, una moto ligera es la mejor opción para un conductor novel, que todavía está dominando algunas situaciones y maniobras.

  1.  No derroches en gadgets que no vas a utilizar.

Lógicamente, cada uno es libre de gastar su dinero en lo que le parezca, pero es importante no dejarse seducir por extras y añadidos que pueden parecernos muy útiles pero que no les vamos a dar un uso real en nuestro día a día.

  1.  Una vez comprada, hay que pensar en el mantenimiento.

Debemos tener en cuenta cuánto va a costar mantener la moto y si se corresponde con nuestros ingresos y ritmo de vida. Aspectos como, por ejemplo, la cilindrada, son claves a la hora de mantener la maquinaria.

Por eso, lo más inteligente es contratar un seguro de moto económico, que nos cubra en caso de tener problemas con nuestro vehículo.

  1.  Piensa bien dónde la vas a aparcar.

Una moto aparcada en el exterior, sufrirá más deterioro y envejecerá antes, sea por descuido, vandalismo o causas naturales.

Por eso, la mejor opción será siempre contar con un aparcamiento cerrado.

  1.  Contar con el concesionario cerca de casa es más útil de lo que pueda parecer.

Puede parecer una tontería a simple vista, pero tener el concesionario cerca puede hacer que un pequeño problema se solucione más rápido, que tengamos más facilidades al hacer la revisión, y que cualquier inconveniente se resuelva antes.

  1.  Aprovecha las ofertas por cambio de modelo.

Cuando vamos a comprar una moto siempre pensamos en tener el último modelo del mercado, el más nuevo e innovador, pero en la gran mayoría de los casos no es necesario. Como venimos hablando, lo más importante es que nuestra primera moto sea cómoda y nos haga la vida más fácil, y parte de eso es también aprovechar las ofertas para ahorrar dinero.

  1.  Compra una moto que se adapte a tu carnet.

No busques abarcar de lo que puedes en un primer momento, y no dejes que tu permiso te limite. Elige una moto que puedas conducir en regla y durante mucho tiempo, a la larga lo vas a agradecer.

  1.  ¿Cuántas personas la van a utilizar?

Todo esto que hemos comentado hasta ahora, se debe aplicar teniendo en cuenta todas las personas que van a conducir la moto en algún momento, por lo que no debemos de caer en el error de elegir el modelo que solo se adapte a uno de los conductores.

Siguiendo todos estos consejos, nos aseguraremos de hacer una buena compra, y disfrutar de nuestra primera moto.

También podría gustarte