Motor, competición y nuevos lanzamientos

El Dodge Challenger continúa liderando el mercado, y en el futuro será aún mejor

1

A priori, que el Dodge Challenger sea número uno en el mercado particular de los nuevos Muscle Car puede que no sea de gran interés para el mercado español, pero nada más lejos de la realidad, lo que está pasando con el Challenger es la mejor muestra de que el mercado está cambiando las reglas, y es algo que obviamente, ya se está viendo en Europa.

El actual Dodge Challenger lleva casi diez años en el mercado en esta guisa, la marca norteamericana decidió evitar el reemplazo del mismo un par de años atrás y mantener un modelo que se ha prolongado mucho más allá de sus rivales más directos, el Ford Mustang y el Chevrolet Camaro, ambos en generaciones más modernas. ¿El resultado? Unas ventas que continúan aumentando y distanciándose de éstos últimos, y que confirman la gran extensión y éxito que ha tenido el chasis del Challenger. El lanzamiento del Demon ha tenido mucho que ver, “a pesar” de sus 840 caballos de potencia -con el consiguiente aumento de precio-, y de contar con solo 3000 unidades a fabricar este año. Yendo más allá, en general el Challenger es el que mejor ha envejecido, y de hecho, la renovación de esta generación se prevé que tarde aún un poco más en llegar.

Podemos sacar que el nuevo Dodge Challenger, una vez llegue al mercado a principios de la próxima década, asentará las bases de un nuevo coupé deportivo de alto rendimiento, que posiblemente esté la década completa a la venta. Dodge ha planteado una estrategia similar respecto a la que hacen otras marcas como Audi y el A8, es decir, alargar lo máximo posible el modelo e ir mejorándolo hasta el último momento, y siempre comercializarlo con un lapso de tiempo espaciado respecto a los rivales más directos.

Relacionado
  • Ernesto

    No toques lo que funciona bien