Echa su Ford Mustang al precipicio para estafar a la aseguradora

1

Desde luego que hay formas y formas, pero si uno se considera amante de los coches no se puede permitir tal locura. La cuestión es que, para estafar a la aseguradora, el propietario de un Ford Mustang como el de la foto cogió todo lo útil de su coupé americano (como el equipo de sonido) y acto seguido lo echó literalmente a un precipio, quedando totalmente destrozado.

¿El resultado? Nada bueno: el coche destrozado, y por si fuese poco la policía pilló in fraganti al conductor en el intento de estafa, que es por lo que está siendo procesado actualmente. Es decir, ha destruido todo un Mustang para absolutamente nada

Ahora es cuando uno se exclama a sí mismo… ¡me lo podría haber quedado yo! Desde luego, pero ya se sabe que uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde; eso es lo que tiene que estar pensando ahora el infeliz propietario del americano.

Vía: Highmotor

También podría gustarte