Motor, competición y nuevos lanzamientos

El Aston Martin DBX de producción compartirá chasis con el DB11

0

 

El Aston Martin DBX es la apuesta más característica e importante de la marca británica de aquí a que finalice la década. Porque más allá de estar desarrollando proyectos vitales para la marca como el sucesor del casi legendario DB9, denominado DB11, Aston Martin ya está desarrollando el crossover definitivo que lanzarán al mercado, y que por supuesto estará basado en el prototipo DBX que conocimos en Ginebra.

Con el arranque de la semana, Aston Martin ha confirmado que el DBX definitivo no contará con la plataforma que inicialmente portaría, la misma que el Mercedes GLS. Esta decisión viene a raíz de que en Aston Martin buscan premiar más las capacidades dinámicas y deportivas por encima de las capacidades off-road o fuera de asfalto. Esto ya indica el guiño de la marca hacia el camino que tomará el DBX, enfocado sobre todo a un público exclusivo y que se mueva principalmente por ciudades y ámbitos urbanos.

Si estará desarrollado en colaboración con Mercedes-Benz

Luz verde al SUV: El Aston Martin DBX irá a producción 1

Yendo más allá de que el chasis no será el mismo que el del Mercedes GL, Aston Martin sí ha confirmado que el DBX tendrá cierta relación con la marca de la estrella. Esto abre un abanico de posibilidades curioso, y es que la marca inglesa aportará lo necesario para que el chasis pueda ser bien de Mercedes-Benz, bien propia. De utilizar un chasis propio, será la nueva plataforma que Aston Martin está desarrollando para lanzar un nuevo cupo de modelos donde destaca el DB11, sucesor del DB9 y que portará además de motores turboalimentados, un menor peso y una mayor rigidez estructural. Esta plataforma estará disponible tanto con motores V8, como con motores V12 que serán además turboalimentados.

También habrá un híbrido enchufable

A principios de este mismo mes pudimos confirmar que el Aston Martin DBX tendrá como mínimo una opción de híbrido enchufable y presumiblemente combinará un motor V8 de origen Audi y 4.0 litros de cilindrada junto con varios motores eléctricos para en conjunto, se sitúe por encima de los 600 caballos. Esta combinación es mucho más realista que el proyecto del DBX EV que porta el prototipo inicial, totalmente eléctrico y con ausencia total de motor de combustión interna.

Yendo más allá, no está descartado que el modelo híbrido utilice como base el V12 de 6.0 litros de la marca. De ser así, la potencia neta podría ser de las más altas del mercado, y con diferencia.

El V8 será el DBX de acceso, el V12 el más exclusivo

El Aston Martin DBX más asequible y menos costoso contará con el ya mencionado motor de ocho cilindros. En la otra cara de la moneda, los británicos instalarán un V12 renovado que contará con varios turbocompresores y que marcarán un salto de potencia y consumos de carburante muy importantes. El actual doce cilindros de la marca cuenta con 6.0 litros de cilindrada y en modelos como el V12 Vantage S, desarrolla 573 caballos.

Aunque en principio el debut inicial del DBX se postula para 2017, a finales del 2016 podríamos conocerlo en Europa y antes de que acabe la década, estará formalmente a la venta y se podrá adquirir en mercados como el español.

Si te interesa esta noticia...