Motor, competición y nuevos lanzamientos

El Audi SQ1 será turbodiésel y el RS Q3 debutará con 310 caballos

0

Audi ya confirmó oficialmente que el Q1 será el baby SUV de la marca y que lo veremos en los concesionarios antes de las navidades del próximo año. Este paso es muy importante ya que certifica la expansión de la marca alemana en el mercado de los crossovers y pequeños SUVs, buscando competir directamente y frente a frente con el Mercedes GLA, principal quebradero de cabeza tanto para Audi como para marcas como BMW. No es para menos si tenemos en cuenta que el Q3 es más grande en todos los aspectos, y que la marca de los cuatro aros necesita un rival claro y directo con el que estar en línea en mercados como Alemania o Europa.

Durante estos días han trascendido informaciones importantes en torno a las versiones más deportivas del compacto crossover alemán. Con el Audi Q1 ya confirmado en versión base y con este único sketch oficial como anticipo, vamos entrelazando información y destapando poco a poco lo que habrá en las versiones más altas del modelo, que serán tanto el SQ1 como el RS Q1. Llama la atención que Audi irá a por todas con una variante deportiva de altos vuelos con denominación RS, y más allá de esto, que vaya a situarlo también con una opción turbodiésel de alto rendimiento que supere en prestaciones y cifras al Mercedes GLA diésel más potente. Como estrategia, suena fantástico. 

Empezando con el SQ1

Audi seguirá la estela del éxito marcada por el SQ5 como opción más potente de la gama. En el caso de este último, los chicos de Ingolstadt lo presentaron entre cierto revuelo y curiosidad por el hecho de que el tope de gama y el más rápido de la casa no sea gasolina, y el tiempo les ha dado la razón. La fórmula del éxito consiste en un 3.0 litros TDI con 313 caballos de potencia y tracción quattro como estándar. En el caso del SQ1, Audi instalará un bloque motor TDI de 2.0 litros adaptado y preparado para desarrollar algo más de 230 caballos, muy por encima del Mercedes GLA 220 GDI de 170 caballos. Con esta motorización Audi no buscará que sea la opción más vendida, pero sí que destaque notablemente respecto al resto y que sea un punto a favor para los que busquen una opción deportiva y no por ello gasolina del Q1.

El RS Q1, la guinda del pastel

Habrá que esperar cierto tiempo desde el debut del Audi Q1 para conocer el que será el más potente de la casa. Aquí Audi tiene grandes planes y la marca alemana adoptará, el mismo motor que porta el TT-S, un 2.0 litros TFSI de 4 cilindros en línea que desarrolla una potencia neta de 310 caballos. Lejos de los 360 cv marcados por el GLA 45 AMG, no hay que olvidar que el Q1 rodará en unas dimensiones y también un peso inferior que el crossover de la marca alemana, quedando cerca entre sí tanto en prestaciones como en dinamismo y deportividad.

Será a inicios del 2016 cuando el Audi Q1 aparezca en Europa, con casi total seguridad en el Salón del Automóvil de Ginebra. Esto abre la puerta a un debut del RS Q1 como muy tarde en Fráncfort del mismo año, mientras que el SQ1 lo hará o en el mismo salón, o en el momento del debut en Suiza.

Si te interesa esta noticia...