Motor, competición y nuevos lanzamientos

El Audi TT RS tendrá más de 400 caballos, lo veremos este año

0

El Audi TT de tercera generación llegó el año pasado como un éxito aplastante en la casa alemana con sede en Ingolstadt, y sin ir más lejos la consumación de un éxito que no cesa y que desde la primera generación del TT, a finales de los noventa, ha ido marcando esencia. Hoy, nos acercamos un poco más al que será el súmmum de todo lo visto hasta ahora, el Audi TT RS.

Desde el año pasado hemos conocido el TT prácticamente al completo, tanto el modelo coupé como el descapotable incluyendo las versiones más deportivas hasta la fecha, el TT S. El “S” actual desarrolla 310 caballos y en datos como aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora, iguala al TT-RS original de anterior generación. Visto así, está claro que la marca alemana tenga tremendas expectativas de cara al TT-RS que veremos debutar en menos de un año, ¿no crees? Porque lo que está por venir del coupé más radical, es apasionante. 

Motor derivado del RS3 Sportback, no será el mismo

Audi TT RS plus/Standaufnahme

Audi ha confirmado que el TT-RS de segunda generación contará con el 2.5 litros de 5 cilindros turboalimentado que Audi ha instalado en el RS3 Sportback. Sin embargo, es obvio que no estamos ante un bloque motor recién fundido y es que la longevidad del mismo arrastra ya más de un lustro. Ya hablamos en torno al límite de potencia que este motor puede ofrecer y que pensar más allá de los 367 cv es quizás complicado. En búsqueda de ofrecer más de 400 caballos de potencia, que será la cifra que ofrezca el TT RS, Audi instalará un turbocompresor más grande y cambiará otros elementos del motor para que, en conjunto, no sólo sea más potente sino que la respuesta y sensación de conducción sea diferente a la del RS3 Sportback.

Prestaciones y capacidades dinámicas

Las capacidades dinámicas del Audi TT-RS serán muy contundentes. La potencia prevista inicial es de 407 caballos y cifras como la aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora se situará en 4 segundos exactos. Por otro lado, la velocidad punta se elevará hasta los 280 km/h. Yendo más allá de un motor mucho más preparado que el del RS3, veremos cambios importantes en la suspensión y también en el sistema de frenado. En conjunto con todas estas mejoras del chasis y del motor, Audi instalará un kit aerodinámico más radical que el ya visto en el TT-S y que recibirá inspiración del TT-RS original, ahora en pantalla. Por supuesto, la idea de un 4 cilindros de 2.0 litros TFSI está descartado, en el RS3 Sportback habrá que esperar en la próxima generación para descubrirlo. Ya hablamos en otra ocasión de la idea de ver este motor en el hatchback, quizás demasiado pronto para ello.

Audi no ha confirmado fechas para la presentación y comercialización del TT-RS. El RS3 aún no ha iniciado la comercialización y con este dato en mano, es posible que el TT-RS debute en el Salón del Automóvil de Fráncfort y de paso a una comercialización a principios del próximo 2016.

Relacionado