Motor, competición y nuevos lanzamientos

El BMW M5 xDrive será una realidad y los 600 caballos ya están más cerca

1

El BMW M5 actual aún tiene un largo recorrido por delante, es algo que tenemos muy presente. Tras algo más de cuatro años en el mercado, la máxima expresión del F10 ya ha pasado el ecuador de su vida útil y con la nueva generación del Serie 5 ya en el horizonte y a menos de un año de distancia, es hora de ir pensando en todo lo que nos deparará el sedán más deportivo y rápido jamás construido por la casa bávara con sede en Múnich. Y es que tras mucho tiempo especulando y hablando, parece que ahora las cosas comienzan a aclararse… y de qué manera.

Llevamos más de dos años especulando y en cierta medida confirmando que el próximo M5 destacará sobre todo por contar con tracción integral como estándar. Los rumores más recientes son del pasado mes de enero y ya por entonces quedó claro que la tracción total permanente es una prioridad en el desarrollo del nuevo M5. Los motivos principales pasan por la competencia extrema con el Audi RS6 y el Mercedes E 63 AMG -ambos en camino-, y la necesidad de aumentar todo lo posible el agarre y el paso por curva del alemán. Motivos suficientes que motivarán no sólo la instalación del xDrive, sino también de un cúmulo de mejoras que catapultarán al M5 a unos tiempos en circuito y sobre asfalto que distarán mucho del M5 F10 actual.

La potencia necesita tracción total

Más cerca del próximo BMW M5, primera información 1

El actual M5 F10 desarrolla 560 caballos, una cifra que en su momento se postuló como explosiva y que actualmente continúa por el mismo camino. Sin embargo, con los principales rivales alemanes y otros nuevos añadidos como el Cadillac CTS-V con 640 caballos, está claro que el nuevo M5 romperá la barrera de los 600 caballos y para mantener a raya tanta potencia en una berlina del segmento D, la tracción total se hace prácticamente obligatoria. Sin embargo, hay que recalcar que de serie seguirá siendo tracción trasera y aquí no habrá cambios, no habrá obligación para los más puristas que quieran tener un M5 tal y como llegó al mundo hace ya varias décadas. Quizás en la segunda generación sucesiva sí, pero en esta no.

Bajo el capó, el motor será una evolución del actual V8 Twin Turbo de 4.4 litros ya que los bávaros mantendrán este motor por el tremendo margen de desarrollo que predispone. No habrá motor totalmente nuevo, porque no será necesario.

La puesta en el mercado será en 2017, el Serie 5 estándar aterrizará en 2016

BMW no ha anunciado si el nuevo Serie 5 debutará en el último tramo de este año, quizás sea demasiado pronto. Teniendo en cuenta que seguirá una guía de desarrollo similar al Serie 7, es decir, más CFRP y componentes de aleación ligera como el aluminio reforzado, de por sí el peso neto se reducirá notablemente y el aumento de la rigidez del chasis será contundente. También se añadirán capacidades tecnológicas de infarto como conducción autónoma, disponible en las versiones de más alta gama y como opción en el próximo M5.

Si te interesa esta noticia...
  • Jesus

    acepto dolorosamente la traccion total Pero nada de seis cilindros para el M5 ni 6 V8 Y PUNTO.