Motor, competición y nuevos lanzamientos

El BMW X1 M podría llegar en 2016 con un cuatro cilindros bajo el capó

0

La segunda generación del BMW X1 fue presentada recientemente y lo hizo con una expectación tremenda. Superando todas las expectativas, BMW ha comenzado a posicionar en el mercado un crossover de tamaño compacto que es mejor en todos los aspectos que el X1 “original” y que además prescinde de la propulsión para dar cabida a una plataforma modular que ha servido para contener el precio neto del X1 y además, potenciar las capacidades interiores y del habitáculo, a la par que mantiene o incluso supera las capacidades dinámicas previstas cuando aún se pensaba que el nuevo X1 volvería a ser propulsión.

Ahora, mirando hacia adelante, está claro que la vida útil del crossover más compacto y dinámico de la marca alemana no ha hecho más que comenzar y que nos queda muchísimo por ver de aquí en adelante. De momento, llegan nuevas informaciones que ponen sobre la mesa el debate pleno y conciso sobre si desarrollar o no una variante de altas prestaciones y alto rendimiento. El BMW X1 M está más cerca que nunca de convertirse en pura realidad, y esto más que un debate sobre si llevarlo a cabo no, se parece más a un debate respecto a cuándo hacerlo. Porque en BMW afirman que conocen directamente los competidores más directos que tendría el X1 M, y en ambos casos -Audi RS Q3 y Mercedes GLA 45 AMG- hablamos de éxito rotundo y de unas cifras de ventas apabullantes. ¿Por qué, entonces, no sacar adelante un X1 M?

Portará un cuatro cilindros turboalimentado
BMW presenta la nueva generación del X1: el SUV más accesible de la firma bávara 1

El X1 actual está desarrollado sobre la plataforma modular UKL que ya hemos visto en MINI y también en el Serie 2 Active Tourer y Gran Tourer. Como tal, descartamos automáticamente un motor de seis cilindros debido a la posición transversal que deberá llevar el bloque motor, abriendo la puerta y mucho al 4 cilindros turbo de 2.0 litros que ya hemos visto en BMW, desarrollando 245 caballos hasta la fecha pero con un margen de potenciación mucho más amplio. El objetivo es a priori, sencillo: potencia máxima en torno a los 350 caballos, recordando los 381 cv del GLA 45 AMG y los 335 cv del Audi RS Q3.

Tracción total permanente, 0 a 100 kilómetros por hora en 4.8 segundos…

BMW apostará por una transmisión automática 7 de velocidades con cambio de marchas en el volante, tracción total permanente y de esta manera, asegurará unas cifras de aceleración y unas prestaciones sobre asfalto apasionantes. El 0 a 100 kilómetros por hora bajará hasta aproximadamente los 4.8 segundos, mientras que la velocidad punta estará fijada en 250 kilómetros por hora. Veremos cambios importantes en el exterior como un kit aerodimámico totalmente nuevo, difusores más grandes tanto delante como detrás, juegos de llantas únicos y exclusivos con el sello de M Performance… en el interior la tónica será similar, con nuevos asientos, volante, y acabados.

¿Cuándo lo veremos?

Las informaciones más certeras hasta la fecha hablan de una presentación en el próximo Salón del Automóvil de Ginebra. Una fecha certera si tenemos en cuenta que el proyecto aún está en desarrollo -o a punto de iniciar el desarrollo- y con un margen de preparación notable, pero no distante.

 

Relacionado