El funcionamiento del control de tracción

1

Los conductores más ajenos al mundo de la mecánica seguramente conocen los sistemas de seguridad que llevan en sus coches, pero seguro que no muchos conocen el funcionamiento de los mismos, o al menos el principio en el que se basan para entender un poco más. Siempre he sido partidario de conocer como funciona cada parte del coche, porque esos conocimientos proporcionan más seguridad al volante y al tenerlos se puede actuar de una forma más coherente en determinadas situaciones.

El control de tracción es uno de esos sistemas que todos los coches actuales llevan de serie. También conocemos el boton para desactivar el sistema y en algunos coches manteniendo pulsado el boton durante varios segundos, se desconectan otros sistemas (como en los BMW por ejemplo). El sistema entra en funcionamiento cuando el coche empieza a patinar y trata de corregir el deslizamiento de las ruedas motrices, reduciendolo al máximo. Está demostrado que una rueda que no patina proporciona mejor agarre, por ello se intenta no perderlo. La tracción se puede perder por varios motivos, entre ellos los mas frecuentes pueden ser por pisar una superficie deslizante o por pasarse con el pedal acelerador. También puede ocurrir que se pierda la adherencia en curvas.

Aunque todos esos sistemas tengan un nombre diferente en cada marca de coches, funcionan de una manera similar. Los nombres más comunes suelen ser TCS (traction control system), ASC (Automatic Stability Control) o ASR (Anti-Slip Regulation) entre otros.

El sistema fue creado por Bosch en 1985 basandose en la idea de funcionamiento del ABS. Puesto que el ABS dispone de varios sensores para determinar la velocidad de giro de rueda, válvulas, bomba y centralita electrónica, el control de tracción aprovecha todo lo anterior para controlar la tracción, frenando las ruedas que se pasan de vueltas y cortando el motor, para evitar que acelere en vano. ¿Como sabe que rueda frenar? Gracias a los sensores que llevan las ruedas, permite comparar la velocidad de cada rueda con el resto y si una de ellas gira más rapido que las demás, es que ha perdido tracción.

Para corregir la situación, el sistema puede actuar de dos formas o combinando ambas. Si se circula a una velocidad inferior a 40km/h, se prioriza la aplicación de los frenos sobre las ruedas para retomar el control. Pero si se superan los 80 km/h, la aplicación directa de los frenos puede resultar peligrosa, por ello se prioriza la actuación del motor, tratando de evitar el deslizamiento cortando la inyeción de combustible en varios cilindros, según sea necesario.

 

Si te interesa esta noticia...
1 comentario
  1. jose dice

    ok muy buena tu explicasion pero tengo una pregunta a mi coche se le quedo prendida esa funcion es un pontiac grand prix 2002 y tambien se paro el marcador de los r.p.m entonces aqui donde vivo no lo han podido desbloquear y quisiera saber donde puedo encontar la informacion o guia para saber como puedo solucionar este problema y se me esta calentando el carro en salidas a carretera y me dicen que puede ser por eso espero y tengan una respuesta gacias y saludos