Motor, competición y nuevos lanzamientos

El Mercedes AMG GT “Plus” ya rueda en circuito, el paso previo al Black Series

0

La tradición en Mercedes-Benz y AMG Performance apuesta por desarrollar siempre una variante de alto rendimiento Black Series que está disponible en el mercado durante uno o dos años antes de que el modelo llegue al fin de su vida útil. Así ocurrió con el SLS AMG Gullwing, y así ocurrirá con el Mercedes AMG GT. No obstante, durante esta última semana se ha podido ver un prototipo de pruebas rodando con un aspecto similar al que podríamos llegar a esperar de una variante Black Series, pero no será este, sino una versión intermedia que aterrizará en el mercado antes de un año, y que será todo un abrir de boca para los que quieran un AMG GT más radical y cercano a circuito.

Lo llamaremos por ahora Mercedes AMG GT “Plus”. No será el nombre comercial ni mucho menos, más que nada porque el término Plus suele ser utilizado por Audi. Este AMG GT estará inspirado en el GT3 de competición (en imagen) y contará con una aerodinámica y una esencia similar al mismo, exceptuando un grado de radicalismo tan abrupto y combinando la brutalidad del GT3 con el AMG GT estándar. ¿El resultado? Una opción más potente, radical y potenciada que se equipare a, entre otros, el Audi R8 V10 Plus y el Porsche 911 Turbo S. Las expectativas son muy altas, y no es para menos si tenemos en cuenta que la diferencia de potencia frente al AMG GT S actual (510 caballos) y el futuro cierre de gama, el Black Series, será superior a los 100 caballos. Hay sitio y de sobra para una versión intermedia, y aquí es donde entra esta versión potenciada. 

Los beneficios del nuevo V8 de 4.0 litros

El Mercedes AMG GT Edition 1 muestra su cara por primera vez 1

Frente a otros modelos AMG de la marca, Mercedes-Benz apostó fuerte por el nuevo V8 Twin Turbo de 4.0 litros y es una decisión más que correcta. Frente al 5.5 litros, este bloque es más ligero, robusto, y la vida útil que le queda por delante es muchísimo mayor. Veremos grandes cambios respecto al actual GT S y sus 510 cv, incluyendo un nuevo sistema de admisión, mejoras en la línea de escape y también en la centralita. Las expectativas hablan de, aproximadamente, 550 o 560 caballos. En combinación con una reducción de peso importante (en torno a 100 kilos) y de unas mejoras calibradas en el sistema de frenado y también en la suspensión, abren la puerta a una ventana de mejoras absoluta.

Mejor aceleración y cifras en circuito, misma velocidad máxima

Mercedes y AMG Performance se centrarán en mejorar las prestaciones del AMG GT S hasta tal punto de ganar segundos en circuito, ya que la aerodinámica se centrará en mejorar el paso por curva y dichas capacidades dinámicas más allá de elevar la velocidad máxima. El dato más interesante que podemos barajar ahora mismo, es una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en aproximadamente 3.6 segundos, una o dos décimas más rápido que el AMG GT S. Si todo sigue según lo previsto, se comercializará en 2016 y es muy posible que este año lo conozcamos in situ. ¿Lo veremos en el Salón de Fráncfort? Por ahora, Mercedes no tiene ningún gran modelo previsto de cara al salón del automóvil más importante de Alemania.

Si te interesa esta noticia...