Motor, competición y nuevos lanzamientos

El Mercedes CLC estará a la altura del BMW Serie 4 Gran Coupé, primeros datos

0

El nombre de Mercedes CLC nos resulta familiar, y tenemos que remontarnos varios años atrás para encontrar la primera ocasión en la que pudimos hablar de los rumores iniciales que apuntaban al desarrollo de un baby CLS en la casa de la estrella alemana. Con el tiempo, aquellas informaciones dieron paso a lo que dimos confirmado como el baby CLS por excelencia, el CLA. Sin embargo, Mercedes-Benz tiene planes en su gama de berlinas con aspecto y aires coupé y buscando competir de tú a tú con la competencia directa, en los próximos años veremos asentado en el mercado el Mercedes CLC, antes de que finalice la década. A medio camino entre el CLA y el CLS, y en el mismo sector que el BMW Serie 4 Gran Coupé y el Audi A5 Sportback.

Tanto el A5 Sportback como el Serie 4 Gran Coupé son únicos y con escasa competencia más allá de ambos. El Mercedes CLC se unirá a la lista y estará basado y desarrollado sobre el chasis del nuevo Clase C, más concretamente en la variante de batalla larga. El aspecto exterior estará inspirado en el recién estrenado Clase C Coupé, pero con los cambios y mejoras necesarias para que no deje de ser un coche muy útil y de buena accesibilidad tanto al habitáculo como dentro del mismo. Y por supuesto, será más caro que el Clase C y mirando al horizonte, no distará mucho en cuanto a dimensiones y proporciones respecto al Clase E, modelo con el que también se equiparará en precios. 

Gama de motorizaciones del Clase C casi al completo

Mercedes-Benz Clase C Coupé 2016: El Clase S a escala ya es oficial 1

Mercedes optará por constituir el CLC con la misma gama de motorizaciones que porta el Clase C estándar, pero eso sí, prescindiendo de las versiones más accesibles puesto que será un coche más caro y también más grande. Sí veremos motorizaciones tanto diésel como gasolina, junto con al menos un modelo híbrido y las variantes AMG Performance al completo. Esto quiere decir que habrá un Mercedes-AMG CLC 63 y 63 S, desarrollando un máximo de 510 caballos y poniendo en apuros a marcas como BMW, que no cuentan con un full M en el Serie 4 Gran Coupé.

Si te interesa esta noticia...