Motor, competición y nuevos lanzamientos

El primer motor de la alianza Renault-Nissan será fabricado en España

3

Se trata de un proyecto pionero, diseñado entre Nissan y Renault. El TCe130 es un motor turbo de gasolina de 1.4 litros, que se montará en toda la familia Renault Mégane. El nuevo propulsor ha supuesto una inversión de 42,8 millones de euros y la instalación de nuevas líneas para montaje, cárter y cigüeñal.

En total han sido 25 meses de trabajo dentro de la Alianza Renault Nissan para un proyecto eminentemente multicultural, en el que han intervenido ingenieros de varios países: España, Japón, Francia y Reino Unido.


Este propulsor se fabricará para la Alianza en la factoría de Motores de Valladolid. En la puesta en marcha del proyecto se ha invertido 42,8 millones de euros en tres nuevas líneas dedicadas al montaje, cárter y cigüeñal y para la integración de la culata y la biela sobre líneas ya existentes. En total, son 4.500 metros cuadrados dedicados al TCe130 con una capacidad de producción de 645 unidades al día.

En la elección de la factoría vallisoletana para fabricar el nuevo motor ha pesado mucho su experiencia y profesionalidad, lograda con el motor de ciclo diésel K9K y el motor de gasolina K4, así como la posibilidad de reutilizar y adaptar la maquinaria de otras fábricas de la Alianza. Otra clave para su elección ha sido la capacidad de optimización y flexibilización de sus líneas de fabricación.

Un motor comprometido con el Medio Ambiente
El nuevo producto es fruto del denominado “downsizing” que tiene como objetivo conseguir una mayor potencia a baja cilindrada y con menor consumo. En este caso, con 130 caballos y un par de 190 Nm, el TCe130 emite 153 gramos de CO2/Km. Se trata de un motor que ofrece un gran dinamismo, caracterizado por una aceleración firme y continua desde los regímenes más bajos, gracias a la asociación entre una baja cilindrada y un turbo de inercia reducida que proporciona una mayor potencia y un menor consumo.

Bajo coste de mantenimiento
Lo más novedoso en el TCe130 es el efecto “tumble” de su cámara de combustión, que asegura una mayor homogeneidad en la mezcla de carburante y una mejor combustión. Este motor lleva incorporadas una serie de mejoras, que reducen significativamente el coste de mantenimiento: Como la distribución por cadena, en lugar de por correa, lo que evita su necesidad de sustitución, con el consiguiente ahorro para el consumidor.

Vía: Renault

Si te interesa esta noticia...
  • topspeed.es

    Por lo que se ve parece muy interesante este motor espero que tengan buenos resultados.

  • Renault

    ciertamente es uno de los motores más evolucionados de renault, y con distribución por cadena, como los motores “de verdad”. Felicidades para la planta de Valladolid

  • jaume

    Enhorabuena para los de Valladolid . Ojala les salga tan bueno como fuerón y siguen siendo los SIERRA.