Motor, competición y nuevos lanzamientos

El próximo Subaru WRX podría contar con un turbocompresor eléctrico

1

Las tecnologías no cesan su avance, eso está más que claro. En búsqueda de cómo continuar evolucionando en todos los aspectos el actual motor bóxer del legendario icono que es el Subaru WRX, el próximo paso podría ser tomar tecnologías eléctricas… pero sin ser híbrido.

¿Qué quiere decir esto? Básicamente, nuevas informaciones concretan que el próximo Subaru BRX de la nueva generación actual llegará al mercado con un turbocompresor eléctrico, y no con uno convencional como estaba previsto. Indagando, es hora de que nos preguntemos cómo afectará realmente al rendimiento, prestaciones y sobre todo, eficiencia.

El WRX estará claramente diferenciado del Impreza tal y como lo conocemos. Subaru quiere un salto más bestia, más radical. Para ello, el motor usado será un 2.0 litros bóxer con una potencia máxima de 270 caballos a las cuatro ruedas. Si finalmente se opta por un turbo eléctrico, la potencia podría escalar cerca de los 300 caballos y la entrega de la misma podría ser notablemente diferente. No suena mal, ¿no?

Si te interesa esta noticia...