Motor, competición y nuevos lanzamientos

El Ford Focus RS llega a su fin, pero con mejoras mecánicas antes de hacerlo: Recibe un autoblocante mecánico

0

Con el relevo generacional del Ford Focus tan cerca (su cuarta generación), toca ir sometiendo a la gama a la divergencia, y uno de las primeras víctimas va a ser el Focus RS. Pero eso sí, lo van a hacer con una serie especial que además suma mejoras mecánicas -lo cual es de agradecer que no se centren sólo en la estética-.

Bajo la denominación Focus RS Limited Edition, además de recibir un nuevo color de carrocería denominado Race Red (el rojo tan vivo que ves en las imágenes) en compañía del Nitrous Blue característico, retrovisores y alerón trasero de color negro, cuenta además con unas enormes llantas forjadas de 19 pulgadas con neumáticos semislick Michelin Sport Cup 2 y cubrebujes RS, junto con un diferencial autoblocante Quaife ATB de tipo mecánico que permite mejorar su estabilidad al poder limitar el par motor enviado a una rueda que pierde tracción con el objetivo de enviarlo a la rueda de mayor adherencia.

Su habitáculo equipa los habituales asientos Recaro con detalles en color azul, además de otros elementos como el sistema SYNC de infoentretenimiento con navegación GPS o el volante calefactable. Eso sí, su motor se mantiene intacto, que recordemos, es el 2.3 EcoBoost de cuatro cilindros y 350 CV que nos conferirá diversión más que de sobra al volante.

Sólo llegarán 1.500 unidades, de las que, 1.000 estarán destinadas al mercado norteamericano y 500 a Canadá. Ahora bien, teniendo en cuenta la globalidad del modelo y su país de procedencia, no es de extrañar que también la veamos por este continente.

Ford Focus RS Limited Edition

Relacionado