El Ford Focus RS500 se acercará a los 400 caballos

0

La nueva generación del Ford Focus RS ha puesto sobre la mesa la idea de cómo puede llegar a ser el auténtico hatchback deportivo por excelencia. Aquel que para muchos mantiene la esencia de la vieja escuela en un pack brutal y que, con 350 caballos, se mueve muy rápido portando una transmisión manual de 6 velocidades, de las de toda la vida. Ahora bien, ¿quién esperaba que estuviésemos realmente ante el tope de gama?

No será así. El Ford Focus RS500 será el que toque techo y el que exprimirá todo lo posible tanto el chasis del hatchback del óvalo como el motor EcoBoost. Las informaciónes aún no están confirmadas, pero damos por hecho que será además de más potente, mucho más ligero y como tal, otorgando una combinación de mejoras aerodinámicas y prestacionales que podrían situarlo como el hatchback de producción más rápido del mundo.

Un trabajo intensivo

El Ford Focus RS500 se acercará a los 400 caballos

Ford sustituirá parte de los elementos de la carrocería por otras construidas con aleaciones más ligeras, además de fibra de carbono y CFRP. El uso de frenos cerámicos de carbono quedará como un elemento posiblemente opcional -con el fin de evitar en gran medida el tremendo aumento de coste- y por supuesto, otros añadidos como un habitáculo menos insonorizado, contribuirán a una reducción de peso cercano a los 100 kilos. A esto, el 2.3 litros EcoBoost de 4 cilindros se le sumará un añadido de potencia que se fijará en torno los 380 y 400 caballos, una subida importante respecto a los 350 cv del Focus RS estándar. De esta manera, el 0 a 100 kilómetros por hora en 4.3 segundos, quedará casi garantizado.

Si te interesa esta noticia...