G-Power actualiza tu BMW Z4 sDrive18i hasta los 204 CV: Ahora ya no te arrepentirás de comprar la motorización más modesta

0

Hace meses que el BMW Z4 E89 cesó su comercialización, pero para algunos preparadores todavía es un juguete interesante para meterle mano y ofrecernos cosas interesantes. Incluso para alguien de la talla de G-Power que habitualmente nos acostumbra a preparaciones de potencias estratosféricas.

Para ello, se han centrado en la motorización más modesta del Z4, el sDrive18i, un motor de cuatro cilindros sobrealimentado cuya potencia es de 156 CV y 240 CV. Pero gracias a las maravillas de la sobrealimentación, con una reprogramación de la centralita, se aumenta su potencia hasta los 204 CV y 310 Nm de par (nada menos que un 30%), logrando una mejora loable en sus cifras, tal y como deja patente la reducción de 2 segundos en el 0-100 km/h (pasando de 8 segundos a 6,1) y todo ello sin comprometer su fiabilidad.

Esta reprogramación de la centralita se consigue gracias al módulo Bi-Tronik 5 V1 que es plug and play y que va interconectado entre la centralita de serie y el motor, permitiendo su fácil manejo en caso de que queramos prescindir de él por el motivo que sea. Además, en condiciones de poca exigencia al motor, permanece inactivo, sólo entra en funcionamiento cuando aceleramos a fondo, cambiando todos los parámetros relacionados con la inyección y soplado del turbo. A todo eso, hay que sumar además que únicamente entra en funcionamiento cuando la temperatura de aceite es óptima y se desactiva cuando la temperatura del refrigerante del motor rebasa los límites.

Además, si quieres, puedes complementarlo con unas llantas ligeras de 20 pulgadas para darle un toque algo diferente al modelo de fábrica, si bien, con ese diámetro perderás parte de la agilidad que hayas podido ganar con el aumento de potencia…

 

Relacionado