Motor, competición y nuevos lanzamientos

Honda Civic Type R Concept: La evolución del prototipo, más cerca de su producción

0

Hasta el año que viene no veremos en la calle el nuevo Honda Civic Type R. Anticipado anteriormente en un prototipo, Honda ha evolucionado el mismo para que, coincidiendo con el Salón de París, puedan continuar aumentando el hype del modelo, más aún teniendo en cuenta que cuenta con un aspecto que a priori, no debería variar mucho en la variante de producción.

Siguiendo la estela de los anteriores, este nuevo Type R está diseñado pensando en el mercado europeo, y en el mismo mercado será donde a priori se comercialice en exclusiva. La planta encargada de producirlo será la de Swindon (Reino Unido).

Nada que ver con un Civic convencional

Honda Civic Type R Concept: La evolución del prototipo, más cerca de su producción 1

No existen grandes diferencias con el primer prototipo en lo que respecta a su estética, siendo la más importante el cambio de color de la carrocería, donde se apuesta por un azul eléctrico. Pero respecto a un Civic convencional, la diferencia es abismal, ya que además de recibir paragolpes específicos, taloneras específicas, un alerón trasero de grandes dimensiones, llantas específicas, cuatro salidas de escape, también la carrocería se ensancha de forma considerable en los pasos de rueda, dando como resultado un Civic prácticamente irreconocible.

Más de 280 CV

Mecánicamente, continúa portando un propulsor de 2 litros i-VTEC y cuatro cilindros cuya potencia está situada por encima de los 280 CV, con el corte de inyección a 7.000 vueltas y asociado exclusivamente a una caja de cambios manual de seis velocidades y tracción delantera. Por supuesto, cumplirá con la normativa de emisiones Euro 6.

Honda Civic Type R Concept: La evolución del prototipo, más cerca de su producción 2

Algo que han introducido con este prototipo y que deberíamos ver también en la versión de producción, es el modo de conducción ‘+R‘, que permitirá variar el comportamiento de la dirección, gestión electrónica del motor, el sistema de amortiguación, así como la dirección, algo que le permite una configuración más polivalente, ya que su conducción será mucho menos radical y más cómoda en condiciones normales por la versatilidad que nos ofrece este modo.

Nürburgring en el punto de mira

Esta nueva generación del Type R, además de suponer un salto importante respecto a las anteriores por la adopción del turbo, también recibe en materia de equipamiento mecánico una importante mejora. Para empezar, equipará una suspensión adaptativa en las cuatro ruedas, variando electrónicamente la dureza de los amortiguadores.

Pero además, contará con un diferencial autoblocante (esto no es algo nuevo, puesto que el Type R Championship White de anterior generación ya lo podía equipar), además de una dirección asistida con ‘Steer axis’, donde el eje delantero está provisto de dos pivotes de apoyo para así mejorar la tracción de las ruedas sobre el asfalto.

 

Relacionado