Motor, competición y nuevos lanzamientos

Honda CR-Z iCF, para aquellos que quieran más chicha

1

Desde que se presentara el Honda CR-Z, hasta incluso después de haber pasado por las manos de muchos, siempre se le ha puesto una pega: su poca potencia, en relación a su intachable comportamiento dinámico. A muchos se les hace la boca agua en imaginarse un CR-Z con un K20 (el motor del Civic Type R) y otros tantos se conforman con un poco más de potencia que la de serie, con la misma configuración híbrida.

Mugen trae una solución que de seguro gustará a todos, que recordemos, es el preparador oficial de Honda. Mugen, en lugar de meter el K20 (que ya vimos como pese a lo que diga Honda, entra en el vano), han optado por potenciar el motor de combustión interna con 51 CV extra gracias a la instalación de un compresor centrífugo junto con una nueva centralita y un intercooler. Con un total de 175 CV, sus registros mejoran de forma notable, realizando el 0-100 Km/h en unos impresionantes 6.1 segundos.

Estéticamente, no se ha optado por un diseño específico, ya que los cambios estéticos con los que cuenta forman parte del catálogo de accesorios ya existentes desde hace algún tiempo por parte de Mugen para el CR-Z.

Por el momento, su comercialización en Europa sólo está prevista a través de Reino Unido por unas 24.000 libras, tal y como ocurría con el Type R FN2 Mugen, sin embargo, viendo los últimos acontecimientos sucedidos con Nismo, ¿cambiará la cosa con Mugen?

Vía: Zercustoms

Si te interesa esta noticia...