Así luciría el nuevo Honda Jazz si tuviese una versión Type R

0

Honda presentó en Octubre la nueva generación del Jazz que no llegará a nuestro mercado hasta verano de este año y que cuenta con una diferencial sustancial respecto al modelo del 2015 al que reemplaza: tan sólo llega con un único propulsor, y es híbrido.

En concreto, combina un motor de gasolina, un generador eléctrico, un motor eléctrico y una batería de pequeña capacidad que da como resultado una potencia de 109 CV y un par máximo de 253 Nm con tres modos de funcionamiento (EV Drive, Hybrid Drive y Engine Drive) que transicionan de forma automática y actuando de manera transparente para el conductor. En entornos urbanos es cuando se alterna entre el modo eléctrico o híbrido y en autovía pasa a funcionar el motor gasolina para mover directamente las ruedas.

Todavía más interesante a nivel técnico es el hecho de que prescinde de caja de cambios, funcionando con una única relación. Todo ello le permite homologar un consumo medio de 4,5l/100 km con unas emisiones de CO2 de 102 g/km (4,8 y 110 g/km de CO2 respectivamente en el Crosstar).

Parece casi imposible que con este enfoque, el nuevo Jazz vaya a recibir una variante Type R -que no ha recibido en anteriores generaciones-. Pese a todo, el artista X-Tomi Design se ha animado a tomarlo como base y a mostrarnos cómo sería su aspecto si Honda se animase a hacerlo, contando con un paragolpes específico y nuevas entradas de aire más generosas, taloneras específicas, alerón trasero de grandes dimensiones, llantas de aleación de gran tamaño así como carcasas de los retrovisores a contraste.

También podría gustarte