Motor, competición y nuevos lanzamientos

Hyundai patenta un detector de badenes: Adiós a los problemas que generan estos

0

Durante los últimos años, se han popularizado en prácticamente todos los ámbitos pero más en especial, en las pequeñas y grandes poblaciones, el uso de los badenes y resaltos (o los numerosos apodos que tienen, como “guardias tumbados“) a fin de reducir la velocidad media de los vehículos que circulan por dicha vía.

Pero como siempre, en cada lugar se realizan de una forma diferente y en muchos casos al margen de lo que dicta la ley. Seguro que en más de una ocasión te ha sucedido que te has encontrado con badenes anormalmente grandes donde hasta tu vehículo yendo de estricta serie ha rascado los bajos, o en otras ocasiones, que no estén debidamente señalizados y no hayas podido adecuar la velocidad correctamente.

Hyundai quiere mitigar todos estos inconvenientes que a fin de cuentas, lo que hacen es dañar a largo plazo algunos de los componentes de tu coche -y en algunos casos, incluso, en el acto-. Para ello, el pasado 9 de junio patentó en Estados Unidos una tecnología que detecta estos elementos haciendo uso de sensores láser, en conjunto con cámaras integradas y el GPS. Sí, es una combinación similar a la que hacen uso los coches autónomos que se encuentran en desarrollo y que seguramente deban implementar para cuando estén listos para producirse en serie.

¿Cómo funciona el sistema?

A través de la combinación de elementos: GPS, cámaras y múltiples sensores, el vehículo detecta el resalto, pero no sólo eso, sino también datos como su altura, su curvatura y ancho. En función de los datos relativos a su tamaño y la velocidad actual del vehículo, determina cuánto debe frenar para poder pasar el obstáculo sin que se produzcan daños al vehículo.

Ya sabes que el futuro de la automoción pasa por introducir cada vez mayores automatismos en la conducción

Relacionado