El Hyundai Santa Fe 2019 puede abrirse con huella dactilar, ¿el futuro del automóvil?

0

Con la cada vez mayor importancia que están cobrando los smartphones en nuestras vidas, parece lógico pensar que bien podrían servir como sustituto de las llaves para los vehículos, si bien, esto tiene algunas implicaciones que no necesariamente lo hacen buena idea (por ejemplo, si te quedas sin batería o lo pierdes).

Por ello, los fabricantes están pensando en soluciones más universales que no deleguen tanta responsabilidad en un aparato electrónico que puede ser susceptible de muchos acontecimientos. Y de la misma forma que se popularizó hace pocos años en los smartphones como medida de seguridad para proteger nuestra privacidad y los datos almacenados en él de miradas indiscretas, el sistema de huella dactilar llegará también a los vehículos.

En concreto, Hyundai ha anunciado que el próximo Santa Fe 2019 lo incorporará. Gracias a él, podremos abrir y arrancar dicho vehículo a través de un sistema de huellas dactilares, que por el momento, sólo estará disponible en algunos mercados, si bien la idea es ir extendiéndolo en toda su gama y por tanto, que llegue a todos los mercados.

El Hyundai Santa Fe 2019 puede abrirse con huella dactilar, ¿el futuro del automóvil?

Ahora bien, ¿por qué si en los smartphones llevan años todavía no se han implementado en los vehículos? ¿es por una cuestión de costes? No. Hasta móviles chinos de 100 euros hoy en día llevan estos sistemas. Entonces… ¿cuál ha sido el escollo hasta la fecha? Podríamos decir que son varios. El primero de ellos: que la implantación de un sistema así requiere de una especial atención en la seguridad del sistema para certificar su inviolabilidad mediante técnicas de suplantación de huellas dactilares, y en el caso del sistema de Hyundai, aseguran que la tasa de error es de 1 entre 50.000. En cualquier caso, aseguran que a través del sistema de actualización dinámica el sistema puede mejorar su tasa de éxito constantemente.

Por otra parte, en el caso del lector exterior (situado en la maneta de la puerta), su exposición a inclemencias meteorológicas, vandalismo, temperaturas extremas o incluso su fiabilidad a lo largo del tiempo son otros de los factores clave con los que un sistema así debe desarrollarse.