Motor, competición y nuevos lanzamientos

Imaginándonos un regreso del Lotus Omega

1

 Lotus Omega

Creo que a uno de los coches a los que mejor le sienta la definición “lobo con piel de cordero” es sin duda el Lotus Carlton/Omega. El Lotus Omega nació gracias a una colaboración entre Opel y Lotus para la fabricación de un deportivo de altas prestaciones.

A raíz de unas declaraciones de Michael Kimberley -actual jefe de Lotus- para Autocar, ha anunciado que le gustaría contar entre la gama de coches de su marca con otro coche al más puro estilo del Lotus Omega/Carlton. El problema de la polémica declaración es que no sabemos si únicamente es un deseo suyo que no tiene planeado cumplir por el momento o si por otra parte planea hacer algo muy pronto.

Ahora, hablemos un poco del mítico deportivo. Empleando como base el Opel Omega I, los ingenieros de Hethel realizaron profundas modificaciones hasta sacar la maravilla que sacaron. A nivel mecánico destacamos la caja de cambios ZF de 6 velocidades, cuya procedencia era del Corvette ZR1, frenos del Grupo C de competición de 330mm de diámetro para los delanteros y 300mm de diámetro para los traseros, etc. Por su parte, el motor, empleando como base el 3.000cc 24v de Opel y realizándole numerosos cambios, destacando principalmente la incorporación de dos turbos Garret T25.

¿Resultado? 377 CV (382 en banco de potencia) a 5200 RPM y 557 Nm de par. Sus prestaciones oficiales quitan el hipo hasta al más temerario del velocímetro: 0-100 Km/h en 5,4 segundos y velocidad máxima de 283 Km/h. Lo que viene siendo puro músculo.

Vía: Autocar.co.uk

Si te interesa esta noticia...
  • Rene

    Siempre me pareció de lo más precioso ese Lotus.