Motor, competición y nuevos lanzamientos

¿Cómo interpretar los códigos de los neumáticos?

1

Tal y como te hemos comentado en más de una ocasión, los neumáticos son uno de los elementos más importantes de nuestro coche, ya que es el encargado de mantener el contacto entre de nuestro coche con el asfalto, así que además de elegir una marca y modelo adecuados para nuestras necesidades y climatología, también deberemos adecuarnos al marco técnico. Si bien, como sabrás, existen muchas características que los conforman y que deberemos tener en cuenta a la hora de adquirirlos para hacer la elección correcta.

Medidas del neumático: el primer paso

A la hora de elegir un neumático, la parte más importante son las medidas del mismo, a fin de que se amolden a las características de nuestro vehículo. Lo veremos en un formato como este: 225/45 R17 99W. Bien, vamos a desgranar qué es lo que quiere decir cada cifra.

La primera (225) hace referencia al ancho del neumáticos en milímetros. Generalmente, la mayoría de neumáticos habituales de coches las numeraciones oscilan entre los 125 y 335 mm, estando reservados estos últimos principalmente a deportivos y superdeportivos.

La segunda se refiere a la relación entre la altura y la anchura de la sección, expresado como porcentaje. Por ejemplo, si su relación de aspecto es de 45 como nuestro caso, la altura del neumático corresponde al 45% de su anchura. La letra es genérica, y suele ser R que hace referencia a la estructura radial.

El 17 de nuestro caso hace referencia al diámetro de la rueda, un resultado que se expresa en pulgadas y que suele estar comprendido entre las 10 y 20 pulgadas.

Índice de carga

Tras el diámetro, nos encontramos el índice de carga, que representa la capacidad de carga máxima de cada neumático. Existen unas tablas de equivalencia como la que te vamos a mostrar aquí donde en función del índice de carga podrás saber cuántos kilogramos soporta

Índice	Carga en kg
63	272
64	280
65	290
66	300
67	307
68	315
69	325
70	335
71	345
72	355
73	365
74	375
75	387
76	400
77	412
78	425
79	437
80	450
81	462
82	475
83	487
84	500
85	515
86	530
87	545
88	560
89	580
90	600
91	615
92	630
93	650
94	670
95	690
96	710
97	730
98	750
99	775
100	800
101	825
102	850
103	875
104	900
105	925
106	950
107	975
108	1000
109	1030
110	1060
111	1090
112	1120

Código de velocidad

Tras el índice de carga, nos encontramos una letra, una letra que representa la velocidad máxima que puede alcanzarse con un neumático inflado correctamente y sometido a carga y que debemos asegurarnos siempre que la equivalencia de dicha letra (la velocidad máxima) sea siempre superior a la homologada para nuestro modelo y motorización. Por ejemplo, un neumático con la letra V equivaldría a una velocidad máxima de 240 km/h, por lo que es esencial también prestar especial atención a nuestro código de velocidad a la hora de adquirir un neumático.

Índice	Velocidad máxima en km/h
M	130
N	140
P	150
Q	160
R	170
S	180
T	190
U	200
H	210
V	240
W	270
Y	300
ZR	>240

Fecha de fabricación

Importante también es conocer la fecha de fabricación. Hay que tener en cuenta que los fabricantes le dan una vida útil a los neumáticos de media en torno a los 5-6 años, esto quiere decir que aunque continúen teniendo dibujo tras esos años, comenzarán a perder propiedades y a cristalizarse, algo que ocasiona que el neumático se desgaste de forma más lenta y por tanto el dibujo dure más tiempo, pero es algo peligroso puesto que su rendimiento merma mucho.

Se han dado casos de talleres que han montado neumáticos con unos años a sus espaldas porque los tenían almacenados en stock. Cuando nos cambien los neumáticos, revisaremos esto para que no nos den gato por liebre.

La fecha de fabricación de un neumático se encuentra en el lateral del mismo, con una nomenclatura de cuatro dígitos, de los cuales, los dos primeros representan la semana de fabricación, mientras que los dos siguientes el año. Por ejemplo, un neumático fabricado en la semana 30 de 2010 sería así: 3010.

  • Tommy Nabo

    wow, eso no lo savia