Motor, competición y nuevos lanzamientos

La ley que obliga a los eléctricos a hacer ruido está más cerca

0

No es la primera vez que se habla de ésto, y visto lo visto tampoco va a ser la última. La creciente flota de vehículos eléctricos e híbridos en nuestras calles ha dejado al descubierto una ventaja convertida en problema, el silencio. Convivir con este tipo de coches en la ciudad resulta peligroso para niños, invidentes y peatones inconscientes, que no son pocos.

Por ello, el Parlemento europeo ha abordado la problemática, aprobando hace unos días una propuesta que obligará a todos los coches eléctricos e híbridos que se construyan a partir de 2019 a emitir algún sonido que advierta a los peatones de su presencia cuando circulen a bajas velocidades, y así evitar atropellos.

Una medida para evitar atropellos

Prueba: Toyota Auris HSD híbrido (equipamiento, comportamiento, conclusión) 5

La misma norma, todavía pendiente de aprobación por el Consejo Europeo, establece que el sonido que emitan estos coches deberá ser similar al producido por los motores convencionales, sin precisar si se refiere al número de decibelios o al tipo de sonido en sí, que permitiría que un Prius pudiera simular el sonido de un Mustang por el bien de nuestra seguridad vial, que no visual.

Modelos como el Volkswagen e-Up! o el Renault Zoe ya equipan un sistema de ese tipo para hacerse notar cuando circulan por la ciudad, que deberá hacerse extensivo al resto de las marcas en caso de que la propuesta siga adelante. Pese a necesaria, la solución se antoja algo burda, y estoy seguro que en un futuro se podrá encontrar alguna solución al problema, que no pase por que los coches emitan sonidos artificiales.

Si te interesa esta noticia...