Motor, competición y nuevos lanzamientos

La producción del próximo Ford Focus no se realizará en México: China es el país elegido

0

Como bien sabes, el sector del automóvil tiene un funcionamiento algo peculiar: existe una competencia brutal entre sus fábricas -pese a pertenecer a la misma marca- de cara a lograr el mayor número de adjudicaciones posibles por parte del fabricante de modelos que aseguren la supervivencia de las mismas. Y esas adjudicaciones se logran en grande parte en base a la competitividad de las mismas, o lo que es lo mismo, aquella que logre ofrecer unos costes de fabricación inferiores.

La última adjudicación proviene de Ford, pero en este caso, por un cambio de planes -otra vez más- respecto a uno de sus modelos históricamente más vendidos: el Focus. Antes de que llegara Trump al gobierno -fiel defensor del proteccionismo estatal-, Ford cambió por completo los planes que tenía para la construcción de la planta de San Luis Potosí (México) y ahora ha anunciado que trasladará la producción de la planta de Hermosillo (México) a China, si bien, algunas variantes (presumiblemente, los RS y ST) continuarán importándose desde Europa.

Este traslado de producción se hará efectivo con el arranque de la producción de la nueva generación del modelo, que arrancará en la mitad de 2019, dejando de producir el mismo la planta de Michigan Assembly para centrarse en modelos como el Ranger o el Bronco, destinados al mercado nacional.

¿El objetivo? Lograr un importante recorte en el gasto que podría ascender a 1.000 millones de dólares (algo más de 900 millones de euros al cambio actual), para de esta forma, canalizar ese dinero en I+D enfocado a desarrollo de vehículos eléctricos, autónomos, así como todocaminos y vehículos comerciales.

Si te interesa esta noticia...