Motor, competición y nuevos lanzamientos

¿La vuelta al ruedo del Honda CR-Z?

2

Hace ya algún tiempo que el Honda CR-Z cesó su comercialización en el mercado debido a sus bajas ventas. Y aunque como concepto el coche resultaba muy interesante, habían ciertos factores que suponían un freno a la hora de querer hacernos con uno, quizá, el más destacable, el hecho de que su bastidor fuera capaz de digerir mucha mayor potencia de la que contaba.

Pues bien, parece ser que desde Honda quieren volver a introducir en el mercado el CR-Z, pero en este caso, con un cambio de filosofía respecto a su primera generación que le permita orientarse más al apartado prestacional y de esa forma lograr conquistar a todos aquellos clientes que no lograron conquistar anteriormente debido a este handicap. Este cambio de filosofía también implica dejar de ser un coche híbrido para en su lugar volver a la configuración tradicional.

Según una fuente del departamento de I+D de Honda en Tochigi, la nueva generación del CR-Z estaría basada en el Civic de nueva generación en lugar de la del Jazz, pero lo más interesante es su motor, que derivaría del actual 2 litros turbo VTEC del Type R pero con una menor potencia (en el compacto entrega 310 CV). Es de esperar también un excelente comportamiento dinámico y tacto de dirección/caja de cambios tal y como ocurría en el primero, amén de un peso contenido.

Y la pregunta es… ¿para cuándo podría materializarse todo esto? En principio, en el año 2017 deberíamos conocerlo y poco después, en 2018, debería llegar a los primeros salones del automóvil para poco después iniciar su comercialización.

Vía: Motoring

Si te interesa esta noticia...
  • Rene Varon Pelgrim

    Entonces no va a ser híbrido? (Yo casi hasta que lo prefiero)
    Efectivamente, el problema pricipal del CR-Z fue su falta de potencia (sus 120 cv eran un tanto ridículos hoy en día), precisamente para un coupé, donde eso no se perdona. Otro problema que, como no destacaba por sus prestaciones, teniendo el Scirocco para elegir que es más practico (plazas traseras utilizables), tenía bastantes sacrificios en contra. A pesar de que me encante su diseño creo que salió en mal momento.

    Parece que Honda se está poniendo las pilas, y el mundo automovilístico japonés en general.

  • Carlos

    Correcto, eso parece, que no será híbrido. Esto repercutirá en unos menores costes de producción, algo que podría beneficiar directamente en una mejor puesta a punto (autoblocante mecánico, frenos Brembo…) en definitiva, recibir algunas de las piezas más suculentas de su hermano mayor.