El Lexus ES será el primer coche gran tirada sin retrovisores exteriores

0

Desde hace años, un patrón común en los prototipos de vehículos que nos adelantan el futuro es prescindir de los retrovisores exteriores en favor de cámaras cuya imagen se proyecte en el habitáculo. ¿La ganancia principal? Además de una mejor visibilidad, también se logra reducir el Cx del vehículo, así que a priori son todo ventajas, ¿no?

Además, seguro que te ha pasado en algún vehículo -especialmente, los de gama alta-, en los que te has echado las manos a la cabeza al ver el precio del retrovisor en el concesionario para sustituir el tuiyo. Porque aunque en esencia sigan siendo lo mismo que desde hace décadas, han incorporado también numerosa tecnología que ha encarecido su coste de producción: plegado automático, cristales calefactables o incluso avisadores de cambio de carril. Y es más que probable que en este salto evolutivo, todavía se encarezcan más, y realmente dejen de ser una preocupación cuando no sobresalgan tanto de la carrocería por no resultar tan vulnerables.

El Lexus ES será el primer coche gran tirada sin retrovisores exteriores

Desde hace un tiempo, Audi aseguraba que su E-tron (SUV eléctrico) sería el primer coche de producción en contar con cámaras en los espejos retrovisores (si no contamos con el Volkswagen XL1, cuyo precio elevado y tirada marginal no serviría como ejemplo de coche de gran producción), pero Lexus ha dado un golpe sobre la mesa adelantándose al fabricante alemán.

Lo hace con el Lexus ES, que estará disponible con esta tecnología a partir del mes de Octubre y de momento se limitará a Japón. ¿Por qué? Muy sencillo: la ley es muy ambigua al respecto en muchos países y en otros directamente lo prohíbe, aunque no será algo que ser pepetúe eternamente, porque parece claro que será el camino que tomen los fabricantes durante los próximos años.

¿Ventajas del sistema de retrovisores por cámaras de Lexus? Mejor aerodinámica (los retrovisores siguen estando, pero son mucho más pequeños), menos posibilidades de ruidos aerodinámicos y la posibilidad de oscilar para cambiar el ángulo de la imagen (si bien esto ya es posible hacerlo con los retrovisores convencionales de manera automática).