Llamada a revisión para el Mercedes G65 debido a que va muy deprisa marcha atrás

0

Aunque habitualmente estemos acostumbrados a llamadas a revisión con defectos de fabricación que pueden afectar tanto a la seguridad del vehículo como a la fiabilidad del mismo por desgaste prematuro de alguna pieza, muy de vez en cuando también aparece alguna llamada a revisión cuanto menos curiosa.

El protagonista en esta ocasión es el Mercedes G65, y es que, según parece, algunas unidades estarían dotadas de un software de control de la centralita que no limita correctamente la velocidad capaz de alcanzar marcha atrás, pudiendo rebasar los 25 km/h, un límite que debía estar establecido por software pero que no lo estaba así en todas las unidades.

Pero… ¿cuál es el peligro en este caso? Al tratarse de un todoterreno con un elevado centro de gravedad y nada menos que 2.835 kg, corre riesgo de que cualquier maniobra mínimamente brusca podría poner en un aprieto la estabilidad del vehículo. La solución, en este caso, pasa por una llamada a revisión en la que se actualice el software de control que vuelva a establecer un límite de velocidad seguro que no pueda comprometer las maniobras marcha atrás a partir de ciertas velocidades, para lo cual, Mercedes se pondrá en contacto con los propietarios de las unidades afectadas.

En cualquier caso, cabe destacar que esta llamada a revisión afecta a muy pocas unidades, para que te hagas una idea, en Estados Unidos que es uno de los mercados donde más unidades hay del mismo, tan sólo hay 20 unidades llamadas a revisión. Hablamos de un vehículo dotado de un V12 con doble sobrealimentación y seis litros que en nuestro país costaba 310.000 euros con impuestos, eso sí.

Si te interesa esta noticia...