Motor, competición y nuevos lanzamientos

Llamar “colega” a un Guardia Civil tiene un coste: Una multa de 300 euros

0

Aunque tener una actitud empática y colaboradora con los miembros y fuerzas de seguridad del estado en algunos casos puede o librarte de la sanción o en su defecto suavizar el importe de la misma, hay que saber dónde poner coto a nuestras confianzas e intentos de acercamiento para que la situación no se vuelva completamente en nuestra contra.

Esto es lo que le pasó recientemente a un vecino de Málaga el pasado 5 de Julio. Y hasta la fecha no teníamos antecedentes similar, porque se le ha denunciado conforme a la nueva Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, también conocida como “Ley Mordaza“.

Los hechos sucedieron de la siguiente forma: una patrulla de la Guardia Civil se encontraba realizando un control de alcoholemia, cuando hicieron un alto a un vecino para someterlo al control de alcoholemia. Este vecino en cuestión, en palabras de los agentes, les trató despectivamente debido al empleo de la palabra colega en presencia de varios viandantes en la zona. Por tanto, en base al artículo 37.4 de la nueva ‘Ley Mordaza’, es un motivo de infracción leve al considerarse una falta de respeto y consideración hacia un miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad ejerciendo sus labores de protección de la seguridad.

Esta multa está corriendo como la pólvora estos días a través de las redes sociales y han dado lugar a numerosos comentarios al respecto, pero todo esto no parece haber surtido efecto para que la denuncia siga adelante. En cualquier caso, la identidad del denunciado no se ha hecho pública, ni tampoco sabemos si finalmente optará por recurrir administrativamente la misma.

Si te interesa esta noticia...