Motor, competición y nuevos lanzamientos

Los peligros de la física y velocidad máxima en un compacto

1

No os preocupéis, es sólo una prueba, no un accidente real. Los chicos de Fifth Gear han querido deleitarnos con una prueba más de las suyas, aunque en esta ocasión, ha acabado siendo más sorprendente incluso de lo que ellos mismos esperaban…

¿El protagonista? Un Ford Focus MK1 tal y como puede encontrarse en cientos de ciudades de todo el mundo. Un compacto de Ford Europe que sigue vigente en muchos hogares hoy por hoy, a pesar de tener ya un buen número de sucesores encima.

La idea de Fifth Gear fue clara desde un primer momento: optar a la velocidad máxima del compacto europeo, y estrellarlo contra un objetivo inamovible. La velocidad máxima registrada fue de 192 kilómetros por hora, y en la prueba se utilizaron dos maniquies en el asiento del conductor y pasajero. ¿El resultado? Lo tienes en pantalla. Pensamos en reservar el resultado final hasta que vieses el video… pero esta instantánea es impagable.

A modo de comparación, un Focus quedaría más o menos así si chocase contra otro compacto de su clase o de peso similar que fuese a una velocidad similar. Un plato de mal gusto que lamentablemente, nos encontramos de vez en cuando en nuestras carreteras.

Si te interesa esta noticia...