Motor, competición y nuevos lanzamientos

Más cerca del BMW M4 GTS, lo veremos en otoño

0

La vida útil del BMW M3 y M4 Coupé está a medio ciclo y es sabido que si bien en la anterior generación no hubo una variante realmente extraordinaria y radical como lo fue el CSL en el E46, en esta generación F32 del coupé deportivo alemán sí que hay serias posibilidades de que los bávaros tiren de la manta y presenten una versión de similares características. Tomando inspiración del M4 MotoGP Safety Car, el BMW M4 GTS, que así lo llaman y llamamos ya, podría debutar poco después del próximo verano.

Decimos que estará basado en cierta medida en el prototipo M4 MotoGP porque las informaciones afirman que el sistema de inyección de agua en cilindros será instalado por primera vez en un coche de producción durante este año, y todas las papeletas las tiene esta versión de alto rendimiento. BMW optará así por no dar una responsabilidad tan sumamente alta a un M Performance con todas las de la ley, apostando a una opción más segura y que servirá para mejorar notablemente las prestaciones del M4. El prototipo que los de Múnich han desarrollado para participar como coche de seguridad en MotoGP cuenta con un novedoso sistema de pulverización de agua en los cilindros, con el fin de mejorar la combustión y optimizar el rendimiento del bloque motor. Con esto en mano, elevar la potencia del 3.0 litros turboalimentado de 6 cilindros en línea, será poco más que coser y cantar. 

Ligero y mucho más potente

El BMW M4 GTS contará con numerosos componentes de carrocería y del chasis sustituidos por elementos más livianos tales como aluminio, aluminio reforzado y fibra de carbono. También veremos componentes en magnesio y en general un trabajo de reducción de peso que se situará por debajo de los 1.500 kilos, frente a los 1.572 kg del modelo actual. Esta reducción de peso irá acompañada por un kit de carrocería totalmente nuevo que incluirá paragolpes con entradas de aire más grande, componentes en fibra de carbono y CFRP… además de un portentoso difusor trasero y también un alerón fijo. La reducción de peso también se centrará en el interior, pero no en una medida tan exhuberante como ocurre por ejemplo, con el Porsche 911 GT3. Yendo más allá, elementos como la suspensión y el sistema de frenado recibirán grandes cambios, reduciendo la altura sobre el suelo y utilizando discos de mayor diámetro.

BMW podrá jugar con el 6 cilindros en línea

Durante la vida útil del pasado BMW M3, los bávaros presentaron una versión GTS pero que no destacó realmente sobre el modelo base, partiendo del V8 atmosférico, único en toda la historia del deportivo alemán. Con la llegada del primer M3 (y M4 Coupé) turboalimentado, BMW asienta las bases para un coche totalmente nuevo y que permite una gama de preparación muy superior a cualquier generación anterior. De aquí a septiembre, y pensando en el Salón de Fráncfort o en el Salón de París, no lo veremos más tarde de estas navidades…

Si te interesa esta noticia...