Motor, competición y nuevos lanzamientos

Más cerca del Jaguar E-Pace, el crossover más importante de la marca

0

Jaguar está ultimando todos los detalles para dar un verdadero paso de gigante en su gama de modelos con la incorporación del primer SUV de la marca, el Jaguar F-Pace. Un proyecto del cual llevamos hablando más de un año y que descubrimos a través del prototipo C-X17. Hoy, a estas alturas, ya lo hemos visto casi al descubierto y el F-Pace definitivo está a punto de llegar al mercado. Pero por otra parte, es curioso recalcar que el F-Pace definitivo no será el SUV más importante de la marca, sino que yendo más allá, habrá un crossover compacto del cual también te hemos hablado, y del cual comenzamos a descubrir los primeros detalles e informaciones hasta la fecha. Ya sabemos que se llamará Jaguar E-Pace, y que será el más pequeño de la línea de crossovers de Jaguar. Lo próximo es visualizar la fecha de comercialización, y según las últimas informaciones, queda aún lejana…

…y fijada para el próximo año 2020. Esta noticia viene acompañada de la casi confirmación de que el Jaguar E-Pace se construirá y ensamblará en Austria, denotando que podríamos estar ante una gran apuesta de Jaguar por un crossover premium pero con un precio lo más ajustado posible. Un guiño a la búsqueda de ventas a nivel global sobre todo en Europa, y apuntando a una expansión comercial para captar el máximo número de ventas y ganancias posibles.

Escalón previo al Range Rover Evoque

Más cerca del Jaguar E-Pace, el crossover más importante de la marca 2

Si hay un dato interesante que debemos recalcar es el hecho de que Jaguar y Land Rover apostarán por el Jaguar E-Pace como un crossover de tamaño y proporciones inferiores al Ranve Rover Evoque. Es decir la idea pasa por desarrollar un crossover con aires dinámicos y de alto carácter deportivo, incluso con cierta línea estilizada de coupé, que se posicione en un escalón previo al propio Evoque. Más barato y también con motorizaciones algo más asequibles por un aspecto, el E-Pace se beneficiará del mismo chasis de aluminio iQ[Al] que hemos visto ya en el F-Type o el XE, y que por la versatilidad del mismo ayudará a reducir los costes de producción y ayudar en el precio final.

Bajo el capó, el Jaguar E-Pace dispondrá de los motores Ingenium que tanto en el apartado gasolina como turbodiésel aseguran un extraordinario rendimiento. En un mismo contexto y nicho de mercado que el Audi Q1 -aún por desarrollar- o el Mercedes GLA, veremos un modelo final tope de gama con una potencia superior a los 340 caballos y permitirá unas prestaciones extraordinarias. Tanto el E-Pace como el F-Pace se moverán en mercados similares, pero bien diferenciados entre ambos más que por dimensiones, por el contexto del diseño y la filosofía del mismo.

El J-Pace será el que toque techo

En el otro contexto, Jaguar potenciará al máximo el desarrollo del J-Pace como SUV tope de gama, situándolo en el mismo mercado que el Audi Q7 o el BMW X5 entre otros. Este último es el que más tiempo tardará en llegar al mercado, por motivos obvios ya que tanto en volumen de ventas como en expectativas de las mismas, los objetivos serán inferiores a los del E-Pace y F-Pace.

Relacionado