Mercedes descarta la Clase X, pero podría vivir bajo una submarca

0

Durante un tiempo, la idea de un posible Mercedes Clase X ha sonado con fuerza y no es para menos, teniendo en cuenta que es un proyecto muy factible dentro de la casa de la estrella y que visto cómo está evolucionando el sector de los crossovers y pequeños urbanitas premium, sería de todo menos un absoluto fracaso. No obstante, desde Mercedes-Benz arrojan un poco de luz sobre el tema y parece que por una parte, arrecia la desilusión…

…y es que Dieter Zetsche, CEO de Daimler, ha confirmado que no tienen intenciones de desarrollar modelos que se sitúen por debajo de la gama actual de la Clase A, incluyendo tanto el GLA como el CLA. Esto suena por una parte lógico teniendo en cuenta la búsqueda de mantener un nivel premium alto y que a priori, para Mercedes-Benz un hipotético Clase X (ilustración en pantalla) por las dimensiones reducidas y un rango de precio demasiado bajo no cumpliría con los niveles premium que rigen como estándar en la marca. Pero… ¿esto significa que lo deberíamos descartar por completo? Ya os digo yo que no.

Todo dependerá del Audi Q1

El Audi Q1 será el primero en aterrizar en un mercado plagado de éxito redundante donde marcas como Citroën con el C4 Cactus y Fiat con el 500X están triunfando por doquier. Un sector de crossovers compactos donde incluso BMW ya está planeando un aterrizaje a un plazo medianamente corto con el XCite, del cual os hablé ayer. El Q1 será el primero en llegar ya que el debut está previsto para finales de este mismo año o principios del próximo 2016. Después de éste, le tocará el turno al BMW Serie 1 Sport Cross (XCite de producción) y con un éxito tan confirmado a corto plazo, suena casi irrisorio que la marca de la estrella de carpetazo tan rápidamente en un mercado donde si no llegan a tiempo, pueden perderlo para siempre. ¿Por qué no pensar entonces, en una submarca para llevar a cabo estos proyectos?

Inspiración teórica y práctica en la gama del Clase A

La Clase A de Mercedes-Benz supuso una auténtica revolución en la casa alemana, y lejos de lo que pueda parecer al final el modelo base ha sido el que menos repercusión ha tenido. Porque detrás del Clase A, la llegada tanto del CLA como del GLA ha marcado dos caminos de rotundo éxito donde ambos han triunfado y continúan haciéndolo sobradamente en sus respectivos nichos. Por esto, la idea de una Clase X que se divida en varios modelos es tan factible como que Mercedes-Benz recurra a una submarca para lanzar tanto un subcompacto, como un pequeño sedán y por supuesto un crossover de dimensiones reducidas. Todos ellos con motores mayoritariamente de 3 cilindros y al menos un modelo con sistema híbrido.

Mirando hacia adelante, será interesante ver cómo evoluciona este mercado con la llegada tanto del Audi Q1 como del BMW XCite. Por mucho que desde Daimler se niegue la posibilidad de ver una estrella en tan reducidas dimensiones, si el mercado aprieta… es más que posible que lo veamos aparecer. Y más pronto de lo que creemos.

Ilustración: Theophilus Chin
Vía: Motoring

También podría gustarte