Motor, competición y nuevos lanzamientos

Mercedes SLS AMG Black Series

1

Hace tan sólo unas cuantas horas nos enteramos de que Mercedes, al parecer, tenía toda la intención de presentar su nuevo buque insignia, el Mercedes SLS AMG Black Series, un vehículo en el que llevan trabajando muchísimo tiempo y que, al final, ha resultado ser mucho más interesante de lo que podríamos haber imaginado en un principio.

Un ejemplo de lo que digo es que, en su momento imaginamos que, al apellidarse Black Series, el modelo presentaría un ancho de vías superior, mayor potencia y un peso final mucho más ligero, lógico. Pues bien, todo se ha cumplido con creces, pero no solo esto, sino que en el modelo presentado se incluyen elementos más propios de una versión de competición que de una edición limitada como es el Mercedes SLS AMG Black Series.

Estéticamente encontramos un modelo que recibe una gran cantidad de mejoras, todas ellas fabricadas en fibra de carbono. Comenzando por el paragolpes delantero encontramos numerosos elementos aerodinámicos como el splitter frontal extraídos directamente de la versión de competición mientras que en la parte trasera nada mejor que un difusor mucho más atrevido o un nuevo alerón trasero fijo fabricado en carbono.

En cuanto a la anchura del modelo destacar cómo el modelo ha crecido nada menos que en 13 mm en su parte delantera menos que la trasera hace lo propio en otros 26 milímetros, suficiente para albergar las nuevas llantas de aleación pintadas en color negro mate que tras su diseño en 10 radio dejan ver el nuevo equipo de frenos carbocerámicos mordidos por pinzas en color amarillo.

Lamentablemente en el interior del modelo no se ha transmitido ese carácter deportivo que luce el modelo estéticamente. El habitáculo presenta un diseño mucho más deportivo gracias a la inclusión de unos asientos deportivo y ciertos detalles estéticos bastante interesantes, todos ofrecidos como opción en todas las versiones del modelo

Mecánicamente finalmente el V8 de 6.3 litros del modelo homologa una potencia situada sobre los 630 caballos y 635 Nm de par máximo, suficiente para que gracias a una dieta de adelgazamiento en la que el modelo pierde nada menos que 70 kg, el Mercedes SLS AMG Black Series pueda acelerar de 0 a 100 km/h en tan sólo 3.6 segundos alcanzando una velocidad máxima de 315 km/h

Relacionado