MINI incorpora una caja de cambios de doble embrague a su gama: Más eficiencia y prestaciones

0

A partir de 2018, los MINI de tres y cinco puertas así como la variante Cabrio reciben una nueva caja de cambios de doble embrague que servirá para relevar a la actual transmisión automática de convertidor de par de origen BMW, siendo este reemplazo más ligero y compacto. Quedan por tanto excluidos de momento modelos como el MINI Clubman o MINI Countryman, que tendrán que esperar presumiblemente algo más de tiempo para poder ser receptores de la misma.

Este cambio al que MINI denomina ‘Steptronic‘ cuenta con un total de siete relaciones y con los embragues bañados en aceite, de los cuales, uno funciona para las relaciones pares y otro para las impares. Por el momento, sólo aterriza en la gama de MINI, aunque no es de extrañar que en un futuro también veamos dar el salto a BMW, fundamentalmente en modelos de arquitectura UKL y tracción delantera, que es para los que está concebida.

MINI incorpora una caja de cambios de doble embrague a su gama: Más eficiencia y prestaciones

Es bastante interesante el despliegue tecnológico que aporta con el fin de optimizar al máximo su funcionamiento y suavidad: entre otras cosas, si nuestro modelo cuenta con navegador, su sistema de predicción podrá apoyarse en él para seleccionar la marcha más adecuada en función de la ruta que estamos haciendo. En caso de que no tenga navegador, contará también con función predictiva, aunque evidentemente no será tan buena sin el apoyo del sistema de navegación.

MINI incorpora una caja de cambios de doble embrague a su gama: Más eficiencia y prestaciones

BMW asegura haber logrado mitigar los tirones e interrupciones que podemos encontrar en algunas cajas de cambio automáticas debido a la caída o aumento del par motor, siendo además más eficiente en el gasto de carburante y emisiones. Destacamos, además, el modo ‘Crawl’ donde se nos permitirá conducir al ralentí en atascos y una función de ‘vela’ donde se desconecta la caja del motor al soltar el acelerador -o incluso si la ruta que estamos siguiendo así lo requiere-.

En su habitáculo, si optamos por esta caja podremos ver una nueva palanca electrónica -sin ningún elemento mecánico que conecte con la caja- y que escojamos el modo que escojamos (D que sería el normal, S deportivo, marcha atrás o N punto muerto) siempre vuelve a su sitio. Para activar el modo parking, eso sí, tendremos que hacerlo presionando un botón.

 

 

Si te interesa esta noticia...