Motor, competición y nuevos lanzamientos

Nissan GT-R NISMO 2017: El margen de mejora todavía existía y llega con 600 CV

0

Model Year tras Model Year, desde Nissan cada año logran mejorar un producto ya suficientemente maduro como el GT-R, pero además, también hacen lo propio con la versión más deportiva creada por NISMO.

Si hace bien poquito pudimos conocer el GT-R 2017, ahora le toca el turno al GT-R NISMO 2017, donde se han aprovechado para realizar cambios en su aspecto y aerodinámica, habitáculo, además de suspensión para lograr un mejor comportamiento. Así que vamos a profundizar mejor en los cambios realizados.

Nissan GT-R NISMO 2017: El margen de mejora todavía existía y llega con 600 CV 11

Su frontal recibe un cambio sustancial gracias al nuevo paragolpes fabricado en fibra de carbono, que junto con el alerón trasero de fibra de carbono asegura una mejor downforce aerodinámica frente al modelo actual. La parrilla en V no se limita únicamente a un cambio estético, también atiende a una cuestión de mejora en la refrigeración del vano motor, algo importante teniendo en cuenta la aparatosidad de su bloque V6.

La identificativa línea de color rojo se encarga de voltear el vehículo entero y los escapes de grandes dimensiones empotrados en el difusor trasero le confieren de una agresividad y rudeza a la zaga que simplemente nos encanta.

Nissan GT-R NISMO 2017: El margen de mejora todavía existía y llega con 600 CV 2

Su habitáculo ofrece un tablero de instrumentos rediseñado, reduciendo el número de botones de 27 a 11 en la consola central, haciendo así más intuitivo su manejo y permitiendo así dar paso a la pantalla de ocho pulgadas con iconos más grandes. No falta la tapicería en alcántara en volante y salpicadero, además de los asientos deportivos firmados por Recaro cuya estructura está realizada en fibra de carbono y que combinan cuero y alcántara en colores negro y rojo.

El propulsor V6 twin-turbo VR38DETT de 3.8 litros recibe 30 CV adicionales frente al GT-R 2017 que ya cuenta con 570 CV, sumando por tanto una cifra total de 600 CV casado con una caja de cambios de doble embrague y seis velocidades con levas tras el volante. Su eficacia en el asfalto mejora gracias a unos amortiguadores, muelles y estabilizadoras retarados para la ocasión, que junto con el chasis más rígido y la aerodinámica mejorada aseguran un paso por curva un 2% mejor.

 

Nissan GT-R NISMO 2017

Si te interesa esta noticia...