Motor, competición y nuevos lanzamientos

El motor rotativo de Mazda esta a la vuelta de la esquina… pero volverá como un generador de energía en coches eléctricos

0

Llevamos años a vueltas con el regreso de los motores rotativos a Mazda. Hay patentes, hay rumores de modelos e incluso prototipos recientes como el RX-Vision Concept, pero todavía no hay nada en firme en la mesa. Lo que sí que nos queda claro con los movimientos -oficiales- por parte de la marca de Hiroshima, es que hay un más que creciente interés dentro de su cúpula directa en volver a sacar al mercado esos motores que suponían un verdadero vector de diferenciación frente a sus rivales y por los que han estado apostando desde comienzos de los años 60 en varios de sus modelos.

Ahora, gracias a unas patentes en Estados Unidos, hemos podido conocer que Mazda ha patentado una idea que no es ni mucho menos nueva (ya nos mostraron una aplicación similar con el Mazda 2 RE (Range Extender), pero que en este caso, emplea al rotativo como protagonista por su singularidad.

En las patentes, podemos ver como en una de ellas, hace referencia a un sistema Range Extender similar al que podemos ver en modelos de producción como el BMW i3, donde hay un motor de combustión (en este caso, el wankel) que proporciona energía al motor eléctrico, siendo éste el que mueve las ruedas. El principal problema de volver a poner un motor rotativo en la calle es precisamente lo complejo que resulta hacer que cumpla con las normativas de emisiones existentes y futuras, por ello, todas las patentes que hemos visto referidas a él iban enfocadas en mejorar su eficiencia energética. Porque sí, es cierto, es un bloque más sencillo, pesado y pequeño, pero sigue teniendo carencias como un consumo de gasolina y aceite más elevado que en el de un modelo convencional equivalente.

La otra patente hace referencia a un mecanismo de parada en el momento exacto del ciclo de combustión que permite por una parte reducir emisiones y por otra reanudar de una manera muy rápida su funcionamiento.

Mientras tanto, Mazda sigue con sus planes para lanzar un modelo eléctrico en 2019, y posteriormente, en 2021, contarán también con un híbrido enchufable que llegará posiblemente en guisa de compacto. La pregunta que nos hacemos ahora es… ¿de ver materializadas estas patentes, sobre qué tipo de vehículo la veremos? Recordemos que las últimas declaraciones del CEO de Mazda confirmaban, precisamente, que por el momento no tienen planes de llevar a producción un modelo deportivo por encima del MX-5.

Si te interesa esta noticia...