Nuevo BMW X6, todo sobre él

2

Me sabe un tanto extraño calificar esta entrada como segmento de coupé, pero es ésta la realidad, la realidad en la que BMW ha vuelto a innovar y ha sacado a relucir el verdadero carácter que intentó en su día el SsangYong Rodius.

El nuevo X6 se presenta como el SUV más grande y más lujoso de la gama X del fabricante alemán, y hasta la fecha es prácticamente único.

Detalles que retratan la imagen y la orientación al público es las llantas de serie de 19 pulgadas con neumáticos run-flat o la gran similitud entre él y el prototipo. De hecho, es uno de los pocos BMW que realmente ha sido fiel a su fase de prototipo.

El motor más novedoso y del que ya hemos hablado aquí es un nuevo propulsor V8 biturbo de 4.4 litros, 407 caballos y 600nm de par. Conjuntado con un chasis muy deportivo, esta variante se convierte en uno de los SUVs más rápidos y deportivos de toda la clase. Delante de él sólo está el Cayenne Turbo y en competencia directa, el Cayenne GTS.

Tecnología novedosa y puntera de serie es la tracción integral xDrive, el sistema de gestión de control de tracción Dynamic Performance Control y todo un arsenal de mejoras y controles electrónicos que ayudan a convertir al X6 en uno de los vehículos más seguros de la actualidad. Además, gracias a las grandísimas capacidades de los sistemas de tracción, es realmente ágil y veloz en todas las circunstancias y terrenos.

Absolutamente todas las variantes cuentan con una caja automática de 6 velocidades con cambio de marchas en el volante a modo de levas posteriores, de fácil pulsación y de eficacia y suavidad inmediata. Las bondades de este sistema hace que podamos pedir al SUV lo que queramos y exigirle lo que pidamos mientras que cuando queramos ir más tranquilo, el X6 lo haga todo por sí solo.

Contará con cuatro versiones en total, dos gasolina y dos diésel. En gasolina, contará, además de con el V8 biturbo, con el 6 cilindros en línea twin-turbo de 306 caballos. A pesar de los 100 caballos de potencia, la diferencia de consumos y de mediciones es relativamente pequeña: 2 litros más de consumo mixto y 1 segundo más rápido en la aceleración de 0 a 100km/h.

En las variantes diésel se echa de menos un V8 Twin-Turbo como en antaño, pero aún así las opciones son bastante interesantes. Ambas versiones son seis cilindros, y los cambios radicalizan en que uno es turbodiésel y el otro twin-turbo, con 235 y 286 caballos respectivamente. Es éste último el más brillante sin duda, ya que con el mismo consumo que el económico, mejora la aceleración en más de un segundo y todas las prestaciones aumentan significativamente.

El resto ya lo hemos comentado y ya lo conocemos todos: técnica aplastante, concepto innovador y sutileza por los cuatro costados. Ahora queda ver cómo responden las otras marcas, ya que esta situación es muy similar a la vivida en el 2004 con el Mercedes CLS.

Vía: BMW

BMW X6

137111371413708136601366613648136751369613672136541363913642137051369013684136571366913663136451367813699137021368713681136511369313636136121358813609135851362413597135911357913594136001360613633136031361813582136301362113627136151357613572

Si te interesa esta noticia...