Nuevo BMW X6, todo sobre él

Me sabe un tanto extraño calificar esta entrada como segmento de coupé, pero es ésta la realidad, la realidad en la que BMW ha vuelto a innovar y ha sacado a relucir el verdadero carácter que intentó en su día el SsangYong Rodius.

El nuevo X6 se presenta como el SUV más grande y más lujoso de la gama X del fabricante alemán, y hasta la fecha es prácticamente único.

Detalles que retratan la imagen y la orientación al público es las llantas de serie de 19 pulgadas con neumáticos run-flat o la gran similitud entre él y el prototipo. De hecho, es uno de los pocos BMW que realmente ha sido fiel a su fase de prototipo.

El motor más novedoso y del que ya hemos hablado aquí es un nuevo propulsor V8 biturbo de 4.4 litros, 407 caballos y 600nm de par. Conjuntado con un chasis muy deportivo, esta variante se convierte en uno de los SUVs más rápidos y deportivos de toda la clase. Delante de él sólo está el Cayenne Turbo y en competencia directa, el Cayenne GTS.

Tecnología novedosa y puntera de serie es la tracción integral xDrive, el sistema de gestión de control de tracción Dynamic Performance Control y todo un arsenal de mejoras y controles electrónicos que ayudan a convertir al X6 en uno de los vehículos más seguros de la actualidad. Además, gracias a las grandísimas capacidades de los sistemas de tracción, es realmente ágil y veloz en todas las circunstancias y terrenos.

Absolutamente todas las variantes cuentan con una caja automática de 6 velocidades con cambio de marchas en el volante a modo de levas posteriores, de fácil pulsación y de eficacia y suavidad inmediata. Las bondades de este sistema hace que podamos pedir al SUV lo que queramos y exigirle lo que pidamos mientras que cuando queramos ir más tranquilo, el X6 lo haga todo por sí solo.

Contará con cuatro versiones en total, dos gasolina y dos diésel. En gasolina, contará, además de con el V8 biturbo, con el 6 cilindros en línea twin-turbo de 306 caballos. A pesar de los 100 caballos de potencia, la diferencia de consumos y de mediciones es relativamente pequeña: 2 litros más de consumo mixto y 1 segundo más rápido en la aceleración de 0 a 100km/h.

En las variantes diésel se echa de menos un V8 Twin-Turbo como en antaño, pero aún así las opciones son bastante interesantes. Ambas versiones son seis cilindros, y los cambios radicalizan en que uno es turbodiésel y el otro twin-turbo, con 235 y 286 caballos respectivamente. Es éste último el más brillante sin duda, ya que con el mismo consumo que el económico, mejora la aceleración en más de un segundo y todas las prestaciones aumentan significativamente.

El resto ya lo hemos comentado y ya lo conocemos todos: técnica aplastante, concepto innovador y sutileza por los cuatro costados. Ahora queda ver cómo responden las otras marcas, ya que esta situación es muy similar a la vivida en el 2004 con el Mercedes CLS.

Vía: BMW

BMW X6

137111371413708136601366613648136751369613672136541363913642137051369013684136571366913663136451367813699137021368713681136511369313636136121358813609135851362413597135911357913594136001360613633136031361813582136301362113627136151357613572

Si te interesa esta noticia...
Comentarios