Motor, competición y nuevos lanzamientos

Nuevo BMW Z4, presentado oficialmente

0

Ya es oficial, BMW presenta la nueva generación del Z4. Los cambios más destacables respecto al Z4 E85 son, que el nuevo Z4 cuenta con techo rígido plegable y que a diferencia del Z4 E83, la variante Coupé dejará de existir, algo que a muchos les decepcionará pero que para muchos otros tendrá mucho sentido con el sistema de capota empleado en la nueva generación. Finalmente se confirma tal y como apuntaban algunos rumores hace meses que no contará con capota de lona en opción. Mantiene la configuración de motor delantero y tracción posterior.

Mantiene una silueta similar a la de la generación E85, pero viéndolo más en detalle, podemos ver una ganancia de diseño notable en muchos aspectos. Su línea es atractiva lo mires por donde lo mires. Destacar que su gama de colores se compondrá de 8 unidades. El techo se compone de dos piezas sólidas con una luneta posterior de cristal. El tiempo de plegado/desplegado es de 20 segundos y se realiza de forma completamente autónoma.

Respecto al Z4 E85, crece 9 mm de ancho y 148 mm de largo. La batalla se ve incrementada, y el habitáculo recibe mejoras de accesibilidad y habitabilidad, ofreciendo ahora más altura interior, y contando con un acceso más fácil a su interior. Con el fin de mejorar la luminosidad interior así como la visibilidad (que no es el fuerte de este tipo de coches), cuenta con una luneta trasera un 52% más grande y un 40% más de visibilidad lateral.

Por su parte, el maletero cuenta con unas medidas buenas si tenemos en cuenta el tipo de techo. Cuando está recogido, el maletero tiene una capacidad de almacenamiento de 180 litros, mientras que si está desplegado, su capacidad es de 310 litros, con unas cifras muy similares a las del Mercedes SLK.

Podrá contar también con un sistema denominado Driving Dynamics que una vez se ejecuta a petición del conductor, varía la respuesta del motor, ESP, acelerador y en caso de contar con ellos, suspensión electrónica y cambio automático. Este sistema permite elegir entre tres modos –normal, Sport y Sport+– y tiene como objetivo dotarle de unas reacciones más deportivas sólo cuando el conductor quiera.

Pasemos con su gama de motores. Lo primero y más importante: había numerosos rumores que apuntaban a la inclusión de propulsores diésel en la gama del nuevo Z4. Por el momento, en la gama inicial, todos los motores son de gasolina de 6 cilindros.

Concretamente, la gama comienza en el sDrive23i, que consta de un propulsor de 2.5 litros y 204 CV, el sDrive30i que es un propulsor de 3 litros y 258 CV y el sDrive35i que es un propulsor de 3 litros y 306 CV. El sDrive23i y sDrive30i pueden asociarse a una caja de cambios automática con convertidor de par denominada Steptronic de seis velocidades. El sDrive35i puede asociarse opcionalmente a la caja de cambios de doble embrague denominada DKG de siete velocidades, reduciendo su 0-100 Km/h a 5,1 segundos (5,2 con la caja manual). Todos los motores van asociados de serie a una caja de cambios manual de 6 velocidades.

Próximamente publicaremos la galería de fotos y información técnica.

Vía: BMW y km77

Relacionado