Motor, competición y nuevos lanzamientos

Oficial: Mercedes C 63 AMG y C 63 AMG S, primeras imágenes oficiales

1

El Mercedes C 63 AMG junto con el C 63 AMG S es la nueva apuesta de la marca alemana en un mercado cada vez más feroz y con más punta. Ya os adelantamos un inminente debut del sedán deportivo alemán, y a poco más de una semana antes del Salón de París, Mercedes-Benz lo hace oficial.

Rival del BMW M3 y del Audi RS4 entre otros, Mercedes-Benz tira la casa por la ventana y plantea un deportivo de 4 puertas en dos versiones diferentes y ambas mucho más potentes que sus rivales más cercanos. Apuestan por los ocho cilindros una vez más, y para que te hagas una idea, la potencia máxima del C 63 AMG S es de 510 caballos, frente a los 431 cv por ejemplo, del M3.

Muchísimo de qué hablar

La marca alemana ha tratado de sacar el máximo partido dinámico al Clase C, comenzando la transformación con un kit aerodinámico y estético que reúne nuevos paragolpes, un capó más ligero, extensos difusores y llantas exclusivas en 19 pulgadas, diseñadas especialmente para el C 63 AMG y de aleación ligera. Puesto que Mercedes-Benz no ha publicado por ahora más de un par de fotografías de estudio, el exterior y la imagen en sí no la conoceremos hasta dentro de unos días.

Mercedes-Benz apuesta por un chasis modificado en multitud de puntos, incluyendo un kit de amortiguación que sustituye muelles y amortiguadores, permitiendo ajustar la dureza de éstos últimos en diversas fases diferentes. También se instalan discos de freno perforados y se modifica el eje trasero para soportar toda la potencia del V8 Twin Turbo. Este motor está derivado del que porta el AMG GT y desarrolla 475 caballos de potencia y 650 nm de par. Suficiente para acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 4.2 segundos.

Las cifras del C 63 AMG S, a la espera de que se produzca el debut y conozcamos ambas versiones con todo lujo de detalles, puedo afirmar con tranquilidad que va a ser una auténtica bomba. El motor es el mismo V8 pero con electrónica mejorada y cambios en la admisión y línea de escape, otorgando 510 caballos. Aunque a priori “apenas” mejora la aceleración (4.1 segundos), las verdaderas cifras de recuperaciones, aceleración pura, velocidad punta sin limitador y en general las recuperaciones en circuito, serán el principal dolor de cabeza en BMW y Audi.

Relacionado
  • Alberto Piqueras Ramos

    Interesantes prestaciones, aún cuando debe recurrir a un motor más grande que BM con su M3, sin embargo no logra superarlas. Aparentemente hay otros elementos a considerar, que no pasaría por seguir metiendo motores de 4 litros en lugar de los más acotados por BM, con su M3 y sólo 3 litros de cilindrada.

    Saludos.